copywriting-email-marketing-borrar-emailsTrabajar el Email Marketing hoy en día es una cuestión obligatoria si quieres vender en internet.

Newsletters semanales, secuencias de autorespondedores, emails de lanzamientos… Estoy segura de que si contabilizases todo el tiempo que dedicas a desarrollar una buena estrategia de email marketing te sorprenderías.

Sin embargo la desesperación se apodera de ti cuando entras a comprobar las estadísticas y ves que “¡oh, no! La tasa de apertura es ridícula”

Conseguir que los suscriptores de tu lista abran tu email y no lo manden directamente a la papelera es primordial para que todo el trabajo previo que has desarrollado no caiga en saco roto.

Y es que ¿de qué sirve montar una secuencia de autorespondedores o crear una cadena de emails para el lanzamiento de tu último producto o servicio si ni siquiera van a tomarse la molestia de leer algo más que el asunto?

A lo largo de estos años como copywriter he desarrollado un olfato muy fino para detectar con facilidad los errores más comunes que cometen mis clientes en este tema y que les está llevando, al igual que a ti, a perder oportunidades claras de venta y de desarrollo de negocio.

Piensan que con escribir el email y enviarlo es suficiente para que sea leído, pero la realidad dista mucho de esta suposición.

La saturación y el bombardeo que reciben a diario nuestras bandejas de entrada es alucinante. De hecho, Gmail se dio cuenta de ello hace mucho tiempo y disgregó nuestro buzón en varias pestañas, dedicando una exclusivamente a “promociones”.

Muchos incluso tenemos una segunda o tercera cuenta de correo electrónico en la que solo recibimos newsletters y boletines y donde, seamos sinceros, borramos más de la mitad de los correos que llegan sin abrirlos.

Y todo esto ¿a qué se debe?

¿Sabes ya por qué tus suscriptores borran los emails que les envías sin tan siquiera pestañear?

Hoy quiero hablarte de los errores más comunes que se cometen a la hora de escribir y enviar un correo y que son los responsables de que el email vaya de cabeza a la papelera.

1# Un asunto que no invita a hacer clic

Así de sencillo.

Es el primer filtro que utilizamos para decidir si merece o no la pena invertir algunos minutos de nuestro ajetreado día en leer el resto del correo.

Si no llama la atención, nadie clicará para seguir leyendo.

Si no provoca nada (curiosidad, sorpresa, intriga…) tampoco.

Por eso, dedicar tiempo a redactar un buen título es vital para conseguir un buen número de aperturas.

Existe una fórmula muy sencilla que obtiene siempre unos muy buenos resultados:

Curiosidad + beneficios es igual a…. INTERÉS

Aquí tienes un par ejemplos:

Mi fórmula para leer un libro a la semana durante un año

– Beneficio: conseguir leer un libro a la semana durante un año

– Curiosidad: ¿cuál es tu fórmula?

El único alimento que necesitas para tener energía durante todo el día

– Beneficio: tener energía durante todo el día.

– Curiosidad: descubrir cuál es ese alimento

Cuidado con emplear palabras como “novedad”, “gratis”, “exclusivo”, “24 horas”… Son muy poderosas y tienen gran impacto en el subconsciente humano, pero si las utilizas una y otra vez en tus campañas de email marketing corres el riesgo de que tu email sea considerado spam y vaya directo a la carpeta de “no deseados”.

2# Estética y maquetación de tu correo

La parte más visual de tu email también es importante. No podemos obviar la importancia del diseño y cómo este impacta positiva o negativamente en la percepción general del mail.

Una newsletter bien maquetada y sobre todo legible en los diferentes dispositivos con los que nos conectamos a internet es fundamental. No olvides que 8 de cada 10 personas acceden a internet a través de su smartphone.

Incluso la fuente (imprescindible que sea de fácil lectura) y el tamaño de la letra elegida es importante ya que causarán una u otra impresión en tu lector en función de su tipología (más desenfadada, más seria, etc.).

3# Falta de valor en el contenido

Si tus lectores confían en que aquello que compartes con ellos es de valor, seguirán abriendo tus correos.

Pero si te ganas la fama de compartir contenido poco original, repetitivo y que no aporta nada nuevo a quién lo lee, finalmente tus suscriptores se cansarán y dejarán de abrir tus correos porque sabrán que dentro de ellos no habrá nada que merezca la pena.

No sé si has oído hablar de la regla 20/80.

Significa que de todo el contenido que les envíes, un 80% debe ser de valor y un 20% puede estar destinado a la promoción de tus productos o servicios.

Si tus suscriptores sienten que únicamente les escribes con la intención de venderles algo ni siquiera se molestarán en abrir tus correos.

Para conseguir redactar un buen contenido que interese a tus lectores sigue estos dos pasos cuando escribas el email:

  • Dirígete a tus lectores de manera que realmente conectes con ellos y  sus necesidades.

Para conseguirlo, tendrás que haber hecho un buen trabajo en la definición de tu cliente ideal y en la escucha activa de tu lista de suscriptores.

Si tienes claro qué les interesa, qué les preocupa, cómo hablan y qué buscan en tu marca lograrás establecer con ellos una comunicación eficaz y genuina.

  • Ten siempre presente cuál es el objetivo de tu email.

¿Tu meta es que lean el blog?, ¿que se descarguen un e-book?, ¿que compartan tu publicación?, ¿promocionar tu nuevo curso?

Solo sabiendo qué quieres obtener serás capaz de redactar un correo directo y sin divagaciones, donde les digas qué esperas de ellos dejando clara tu llamada a la acción.

4 # Eres un robot

Cuando el contenido de tus emails es frío y poco humano provoca rechazo entre tus lectores. Si no sienten que el remitente es una persona concreta no conseguirás que empaticen con tu marca.

Para ello, conseguir unos textos cercanos y personalizados es la clave. Aquí tienes 4 premisas que te ayudarán a lograrlo:

  • Llama al lector por su nombre (todas las aplicaciones para trabajar el email marketing tienen la opción de colocar etiquetas).
  • Escribe de manera sencilla y directa. Imagina cómo hablarías con él en una conversación cara a cara.
  • Háblale de tú, a menos que tu negocio y la marca que has establecido requiera otro tratamiento como el usted. Olvida el dirigirte a vosotros, emplea la segunda persona del singular. Lo que quiero sentir al leerte es que me hablas únicamente a mí.
  • Despídete de manera afectuosa e intenta transmitir una sonrisa a través de tus palabras.

5# Lista de suscriptores no depurada ni segmentada

Sanear y limpiar tu lista de vez en cuando es positivo para tu negocio.

Con esto no estoy diciendo que borres y elimines contactos, pero si haces un seguimiento de la tasa de apertura de tus correos sabrás con facilidad quiénes son tus lectores más ávidos y aquellos que pasan olímpicamente de tus emails.

Por ese motivo te animo a que “dejes ir” a aquellos que no aportan nada a tu lista (hace unas semanas eliminé de golpe a 3.000 personas de mi base de datos).

Por otro lado, es muy importante para que las campañas de email marketing funcionen y tus emails sean leídos, segmentar a los lectores de tu lista en varias categorías en función de sus intereses.

Por ejemplo, si te dedicas al entrenamiento deportivo podrás enviar contenido útil y focalizado en referencia al tipo de objetivo y entrenamiento que cada lector tiene en mente. Así podrías tener varias listas en función de si lo que buscan es perder peso, ganar músculo o tonificar el cuerpo.

No les bombardees de manera indiscriminada.

El secreto está en afinar la puntería y ofrecerles lo que realmente esperan de ti.

6# Mala frecuencia

El error anterior está muy relacionado también con este punto.

Hemos hablado de la importancia de no agobiar al lector porque el contenido no está segmentado y no es interesante para él.

Sin embargo, también puede verse sobresaturado si cada día encuentra un email nuestro en su buzón.

Establecer una frecuencia acertada consiste en encontrar el equilibrio entre ser un pesado y caer en el olvido.

Y es que si desapareces demasiado tiempo, si no saben de ti y no conocen la frecuencia con la que esperar tu email, una vez lo reciban probablemente les pasará desapercibido.

Nuestra bandeja de entrada está hipersaturada y todos borramos muchos de los emails que recibimos al cabo del día. Pero si tienes en cuenta estos seis errores tan frecuentes y consigues no caer en ninguno de ellos, es muy probable que tus correos sean abiertos tan pronto como lleguen al buzón de los suscriptores de tu lista.

Dime, ¿y tú?, ¿sueles cometer alguno de estos errores en el envío de tus correos? ¿Hay algún otro error que hayas detectado?

Me encantará leerte en los comentarios.

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a esta grandiosa comunidad y recibe gratis consejos semanales sobre copywriting y marketing de contenidos directamente en tu bandeja de entrada. De regalo mis 15 secretos de copywriting para fascinar al cliente de tus sueños

31 personas han opinado...

Comentarios

  1. Gracias por este magnífico post. Yo quiero preguntarte cual es tu opinión sobre los emoticonos en el asunto del email.
    Haciendo tests he visto que normalmente funcionan mejor pero no me acaba de gustar. ¿Qué opinas?

    • Pienso que no se debería abusar de ellos. Una vez está bien, pero si caemos rápido en ese recurso terminaremos por no destacar en la bandeja de nadie. Gracias por tu comentario, Benet. Un abrazo.

  2. Hola Maïder, Gracias por seguir compartiendo tan buenos contenidos… a tus pies.

    Respecto al texto, la verdad es que, si bien la mayoría de los clientes se dejan aconsejar, a algunos hay que demostrarles con hechos que se equivocan en sus estrategias de email marketing y, cuando les haces una prueba (con buenas prácticas) y ven los resultados… ¡Oh, espera! ¡Quiero eso! Pero claro, tener una base de datos (incluso a veces comprada de Xmil registros a veces les ciega (hasta que ven que no hay resultado).

    Un saludo.

    • Lo entiendo, Jose Luis. Tengo en las formaciones a muchos alumnos con este problema. Saben el valor que tiene el copywriting, pero les cuesta mucho mostrarlo a sus superiores para que se hagan cambios tanto en las campañas como en las páginas web. Hasta que no les muestras resultados siguen en sus trece y no quieren escuchar nada más. Poco a poco estoy segura de que las empresas irán cambiando la perspectiva que tienen sobre el email marketing. Gracias por unirte a la conversación. Un abrazo.

  3. Hola Maider,

    Muchas gracias por tu post, creo que has definido muy bien los problemas que nos encontramos en el e-mail marketing.

    Cuando trabajaba en una consultora de marketing me di cuenta que a muchos clientes lo único que le importa es tener muchos suscriptores y ni siquiera se fijan si alguno de ellos abre el e-mail. Es algo similar a lo que pasa con las redes sociales, quieren muchos seguidores aunque no interactúen nada con ellos.

    Es un error de concepto, de pensar que la cantidad es más importante que la calidad.

    Un abrazo!

    • Estoy contigo y este problema lo seguiremos arrastrando todavía durante mucho tiempo. Conozco cantidad de empresas e incluso profesionales que se dedican a comprar seguidores y siempre me pregunto para qué lo hacen si luego la interacción que tienen con su comunidad es casi nula. No lo entiendo (y esto ocurre incluso con gente que trabaja en marketing).

      Un abrazo y gracias por escribir.

  4. Qué bien Maïder! Cómo me alegra ver un artículo tuyo relacionado con el email marketing :)

    Fíjate que la gente no lo sabe, pero las tasas de apertura y clics, cuando son bajas nuestra “reputación” para el proveedor de email marketing baja, y al final algunos correos salen y van directos a la bandeja de spam por ello, o simplemente salen y se pierden por el camino (ya que si todos van a spam desde un servidor continuamente, la ip del servidor del proveedor de email marketing quedará tachado de spamer y esto afectaría a la entragabilidad).

    Por ello es muy importante tener en cuenta estas métricas.

    Yo soy partidario de hacer todo lo que tú aquí predicas, asuntos curiosos, contenido simple, muy humanizado y sobre todo con mucho storytelling para enganchar.

    Por otra parte segmentar mucho, con una buena segmentación las tasas se disparan.

    Y por último como tip, hacer mucha limpieza, si alguien no abre mis correos en los dos últimos meses tampoco los va abrir en un año, no esperar mucho para limpiar, prefiero lista peque y activa que muy grande y pasiva…

    Muy bueno Maï, a ver si te veo pronto loquilla!!
    Un fuerte abrazo!!

    • Hola Alejandro:

      Qué bueno verte por aquí. Estoy con todo lo que dices. Mejor limpiar, segmentar y trabajar bien las campañas que no estar en busca de más suscriptores con los que casi no vas a interactuar. La última limpieza que hemos hecho aquí borramos a 4.000 personas (que se dice pronto) de nuestra base de datos.

      Un fuerte abrazo.

  5. Hola Maider!

    Muchas gracias por este fantástico post, que además me viene especialmente bien porque tengo instalado Mailchimp en el blog desde hace poquito tiempo y la semana pasada envié mi primera newsletter.

    He tomado nota de TODO lo que indicas, me va a ayudar muchol!!

    Y aprovecho para hacerte una pregunta: ¿una newsletter al mes puede ser suficiente? (eso sí, habiendo especificado día concreto del envío para que la gente no se despiste!)

    De nuevo GRACIAS, y un abrazo

    • Qué bien, Arancha. Si estás empezando me imagino que estarías con cantidad de dudas y también nervios al enviar tu primera campaña. Una newsletter puede estar bien si es lo que has estipulado con tu comunidad. Depende un poco de los resultados que estés obteniendo. Quizás empieces a subir la frecuencia y percibas que tu comunidad está más enganchada a lo que escribes y les aportas. Un abrazo fuerte y ánimo.

  6. Hola!

    Genial el post. Intento hacerlo todo pero cómo sé si voy bien. O sea, que tasa de abertura puedo considerar
    normal?

    Alguna gente me ha comentado que recibía la Newsletter al principio y que ahora ya no, eso es normal? Tengo que aceptar sí o sí que ciertos mails no van a llegar, o puedo hacer algo al respecto para minimizarlo (a parte de lo que comentabas en el post, claro!)

    Otra cosita, la longuitud del título. Qué nos recomiendas?, proque es bien poco lo que se ve según donde consultes el mail…

    • Es normal y puede que esos mensajes ahora estén en su bandeja de promociones. La tasa de apertura para mí debería estar en torno al 40-50% por encima del 50% sería fantástico, pero para ello hay que segmentar mucho (y bien) la lista.

      Para minimizar el tema de los correos que caen en spam sería que al suscribirse les digas que guarden tu dirección de correo como un contacto seguro (o comentarlo también en el email de bienvenida).

      Para los títulos de email mejor cortos y atractivos. Envíate esos correos a tu bandeja de entrada para ver si realmente tú clicarías en esos asuntos de email que escribes. Gracias, Judith.

  7. Muy acertado lo que cuentas, a veces me doy cuenta que en la Newsletter he metido demasiadas ofertas…Normalmente la tasta de apertura es de un 60% pero solo una persona se interesó a al primera en un proceso de coaching. Esto me refiero despues de enviar 3 newsletter una cada mes y la ultima reconozco donde se efectuó la compra que era contenido más atractivo y relevante. ¿que tiempo más menos se debe incluir en escribir una newsletter?

    • Qué bien que te dieses cuenta de ese detalle. De esa forma, irás valorando qué contenido es mejor para esas personas. Sobre el tiempo, ¿te refieres al tiempo escribiendo ese correo? Menos de una hora seguro. Un abrazo, Charo.

  8. Hola, Maïder!
    Súper útil tu post, como siempre!
    Doy fe que corrigiendo estos errores que mencionas se mejora la tasa de apertura. Después de haber mejorado estos detalles, el porcentaje subió notablemente. Lo más efectivo para mí es, sin duda, un título atractivo, que enganche, y una imagen potente, las 2 cosas a la vez.
    Lo que no puedo mejorar es el porcentaje de clicks, Sigue estable desde que empecé, aunque estoy muy por sobre la media de mi sector.
    En cuanto a limpiar la lista, realmente no sé qué hacer. Saqué de la lista a los que tienen 0%-0%, obviamente. Pero me ha pasado muchas veces que gente que durante meses no ha abierto la newsletter, de repente se enganchan… y yo me pregunto: “¿Y si la hubiese borrado?” Le hubiese quitado la oportunidad de abrir ese mail… Si alguien no lo quiere recibir, le da a “Unsuscribe” y listo. ¿Qué opinas?
    Un abrazo,
    Cristina

    • ¿Y qué tal con las imágenes? Porque yo estoy sintiendo todo lo contrario e incluso me planteo quitar la cabecera de mis newsletters. Me alegra saber que tu porcentaje de clics se mantiene (para subirlo, puedes probar en dejar el enlace a lo que quieres que cliquen al principio también).

      En cuanto al tema de borrar, yo borro mucha gente de nuestra base de datos. Fácilmente en el último año hemos borrado a 15.000 personas que no abrían las últimas 30 campañas. No podemos estar pagando ese espacio para tener tantas personas que ya no abren ninguna campaña. En la última limpieza les enviamos un correo muy divertido para preguntarles si querían seguir (algunos se volvieron a reactivar y el resto los borramos).

      Espero que todo esto te sirva.

      Un abrazo.

      • Querida Maïder:
        Gracias por tu respuesta.
        Soy pintora y mi blog trata sobre Historia de la Pintura (curiosidades, vida de artistas, anécdotas, análisis de obras, etc.) Por eso, las imágenes son fundamentales. El título atrayente solito funciona sólo de vez en cuando.
        En cuanto a la foto de la cabecera de las newletters, opté por no ponerla, porque desviaría la atención. Hay que tener en cuenta cómo se ve el mail gráficamente. De ponerla, lo haría en un tamaño más pequeño.
        Gracias por tus consejos, los probaré.
        Un abrazo,
        Cristina

        cristinadelrosso.com
        cristinadelrosso.blogspot.com

  9. Sin ninguna duda, tengo que trabajarme mucho más los asuntos (creo que lo demás lo hago más o menos bien…) Me encanta esa fórmula de BENEFICIO + INTERÉS ¡muchas gracias por compartirla!

  10. Excelente post! Pero como siempre vamos :)
    A mí me gusta tu cabecera en la newsletter, me parece que le da”color” y me extrañó no verla en el mensaje de este post.
    Te iba a preguntar el porcentaje de tasa de apertura pero ya vi que consideras el 50% como una cifra buena…. Yo llevo tiempo trabajando con la versión gratis de Mailchimp para el restaurante y la verdad es que, aunque mi tasa de apertura es de 20%, mcuhos nos manifiestan lo que les gusta el mensaje con el menú de la semana. Lo que sí he ido aprendiendo, mediante ensayo y error, es que no puedo dar demasiada información en un solo mensaje porque se diluye lo que quiero que sepan, una idea principal además del menú de la semana y solo una foto para acortarlo.
    Lo que sí no he hecho es segmentar, me tendré que poner a ver si subo la tasa
    Saludos!!

    • Hola Laura:

      Gracias por tu aportación. Estoy con lo que dices sobre dar un único mensaje porque sino la información se diluye.
      En nada te pondrás a segmentar verás que de esa forma podrás enganchar mejor a tus suscriptores.

      Un abrazo.

  11. Hola Maïder,
    Excelente artículo.
    A veces hay información contradictoria en cuanto al diseño de la Newsletter… algunos dicen que lo mejor es que sea texto plano (sin fotos ni decoraciones), para que se pueda leer bien desde cualquier dispositivo y otros dicen que es mejor que tenga un diseño característico y atractivo… ¿Cuás es tu opinión en cuanto a esto?

    • Hola Cristina:

      Aquí creo que habría que hacer una diferencia entre dos tipos de emails: los que escribes una lista grande de suscriptores y los que son para una lista más pequeña de suscriptores que se encuentran en un segmento (imagínate que son potenciales clientes). A esos potenciales clientes podrías enviar un email en texto plano, personal y directo al grano. A los suscriptores de la lista general uno con diseño para que vean que se trata de la newsletter. Sobre el tema de fotos yo no cargaría con muchas fotos la newsletter. Espero que te sirva.

Trackbacks

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Trabajar el Email Marketing hoy en día es una cuestión obligatoria si quieres vender en internet. Newsletters semanales, secuencias de autorespondedores, emails de lanzamientos… Estoy segura de que si contabilizases todo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *