¿Tus textos no consiguen transmitir el enorme valor de tus productos o servicios?

Descarga ahora gratis mis recursos de copywriting

Aprende a escribir para vender en el primer blog de Copywriting en español

Cómo escribir un correo que atraiga a un potencial cliente que no conoces de nada

escribir-correo-copywriting-emailSi me dan a elegir entre hablar por teléfono y escribir un email a un cliente elegiré siempre el correo electrónico.

Más fácil, más familiar y más seguro.

Porque una vez que llegan los problemas es mejor tener todo por escrito. Esto lo tuve claro el día que un compañero me enredó en un proyecto y no hubo manera de demostrar quién tenía razón cuando aparecieron los problemas.

Una vez y no más, pensé.

Que vender es engorroso para todos, es una realidad.

Pero que nos toca vender todos los días es otro hecho indiscutible cuando tenemos un negocio online.

Y para ello necesitamos ponernos en contacto con personas que no conocemos de nada.

Qué significa exactamente vender a puerta fría

Empezamos por la definición y no se me ocurre mejor vídeo que el que publicó Laura hace ya más de un año.

En este vídeo Laura se centró en las llamadas a puerta fría y en cómo puedes mejorarlas.  Hoy quiero que nos centremos en los correos a puerta fría.

Porque probablemente te toque escribir en alguna ocasión este tipo de mensajes o porque los últimos emails que estás recibiendo en tu bandeja de entrada te están crispando de lo mal que están escritos.

Ayuda, mis correos no reciben respuestas

En las últimas semanas me han llegado cuatro casos completamente distintos de clientes que se quejan por su falta de respuestas en correos que envían a potenciales clientes que no conocen de nada.

Al ver los mensajes que envían constato errores similares:

  • Correos bien escritos y mal estructurados.
  • Correos demasiado centrados en vender el producto o servicio en cuestión o las maravillas de su empresa.
  • Correos en los que únicamente se espera recibir sin dar nada a cambio.
  • Correos que no tienen nada que ver con el tono que se emplea en la web.
  • Correos demasiado informales que espantan a cualquiera.
  • Correos impersonales en los que no se produce ninguna conexión con el lector.

Viendo esto no es de extrañar que tantos profesionales se pregunten si realmente funcionan este tipo de mensajes.

Si algo tiene de bueno el correo electrónico es que te permite editar el mensaje hasta que este quede perfecto.

Eso te hace jugar con ventaja. Porque aquí no pasa nada si te pones nervioso, si te sudan las manos, si enredas el mensaje o te olvidas de la mitad de lo que querías decir. En el correo electrónico puedes hacer marcha atrás si todavía no has clicado sobre el botón publicar.

Ejemplos de correos que recibo de personas que no conozco

Para entenderlo mejor vamos a ver algunos ejemplos de correos que he recibido en este último año.

Estimado amigo/a,

Nos ponemos en contacto contigo desde el gabinete de prensa de [la marca X] ya que nos gustaría invitarte a tener un encuentro en nuestras oficinas de Barcelona para hablar, entre otros temas, sobre nuestra última campaña de publicidad con el director de marketing de la compañía, [Nombre del director].

Hace solo algunas semanas que lanzamos y el resultado está siendo un éxito:

  • La campaña está resultando ser muy viral: con más de xxx visualizaciones de los vídeos y cientos de menciones directas al respecto.
  • La campaña ha cumplido con las expectativas en términos de engagement; hemos aumentado nuestra presencia online y social y hemos recibido comentarios muy positivos por parte de los usuarios.

¡Esperamos que nuestra invitación te parezca interesante!

Te pedimos, nos facilites, por favor, un teléfono donde podamos contactar contigo y concretar una fecha que te venga bien.

Recibe un cordial saludo,

El equipo de [empresa X] 

Mientras iba leyendo este correo solamente me hacía una pregunta: ¿por qué yo?

¿Qué pinto en este evento? ¿Alguien ha leído mi blog para saber si realmente es algo que a mí me podría interesar?

Con mi afán por responder a todos los correos que entran en mi bandeja de entrada respondí a este correo haciéndoles estas preguntas.

La respuesta fue todavía más desconcertante.

Hola Maider,

Teníamos entendido que llevabas el Blog de Maidertomasena, por eso queríamos invitarte.

Un saludo 

Con este correo volví a preguntarles si habían leído mi blog porque seguía sin entender qué pintaba yo en ese evento y por qué me iba a interesar desplazarme hasta Barcelona para ver los resultados de esa campaña.

Se acabaron las respuestas.

Este es un claro ejemplo de un correo escrito pensando en la marca y en el evento que están organizando. Se han olvidado de la persona a la que envían este correo. Sentí que había perdido el tiempo contestando a su mensaje.

Otro tipo de correo:

Asunto: Posible colaboración conjunta

Hola Maïder:

Sancho me habló el otro día de ti. Me dijo que eras una genia en lo tuyo y que podríamos colaborar juntos.  Hemos estado viendo tu web y la verdad es que nos encanta. Nosotros tenemos una agencia de comunicación en Pamplona y hemos pensado en invitarte a nuestra oficina para que nos cuentes en qué consiste tu trabajo y así nos podamos conocer.

No tenemos ni idea de copywriting y nos gustaría conocerte para entender cómo es el negocio de una copywriter. Te invitamos a desayunar cuando quieras para que nos cuentes tu historia.

¿Te animas? Gracias por tu tiempo.

Este es otro de esos correos difíciles de entender por varias razones:

  • El objetivo es poco claro.
  • La palabra “colaborar” chirría.
  • Se valora poco mi tiempo, ¿por qué tendría que desplazarme para conoceros cuando sois vosotros los que estáis interesados en mí?

También tiene puntos positivos a valorar:

  • Explican quién es el nexo de unión para contactarme.
  • Su correo es amable y está escrito en un lenguaje positivo.
  • Me ofrecen desayunar en Pamplona.

Otro tipo de mensaje:

Estimado cliente,

¿Qué tal estás?

Como estamos en contacto a través del Linked In, he pensado compartir contigo la información de un evento en el que estaré presente:

Los días 29 y 30 en IFEMA (Feria de Madrid) en el evento XX. Te dejo más información del evento.

Voy a estar acompañando este evento, representando a [empresa xx] (número de stand) Estaré encantado de compartir contigo una invitación para que podamos reunirnos en el evento.

¡Cuento con tu asistencia! :)

Hasta pronto,

Primer punto…

NO SOY TU CLIENTE.

Segundo: ¿por qué iría yo a verte en tu stand en Madrid si no sé ni lo que haces? Otro de esos mensajes en los que no entiendes por qué te han escrito.

La importancia de ponerte en la piel del receptor antes de empezar

Recibir un correo no es lo mismo que enviar.

Enviar es fácil y ese es nuestro trabajo. Recibir es otra tarea totalmente distinta porque requiere de algo valioso en tu vida: tu tiempo.

En el momento en el que un correo entra en tu bandeja de entrada se tambalean todas tus prioridades.

Por eso es tan importante ponerte en la piel de esa persona y saber una serie de características que le definen como receptor:

  • Tiene muy poco tiempo libre.
  • Su bandeja de entrada echa humo cada día.
  • El 90% de sus correos requiere demasiado tiempo. Son emails en los que necesita responder a una pregunta o un favor.
  • Estará encantado de responder a tu correo si éste requiere de poco tiempo y va directo al grano.

Si el correo que has escrito requiere trabajo y esfuerzo para el receptor tendrás más probabilidades de que deje ese correo para más tarde o simplemente no quiera contestar.

Esto es importante entenderlo porque es la base fundamental para escribir un correo irresistible a puerta fría y cualquier tipo de correo que escribes cada día.

El arte de escribir a un desconocido

Antes de escribir tienes que aclarar varios temas sobre el receptor. Si yo quiero escribir a Juan, un potencial cliente para un servicio que acabo de lanzar en mi web, respondo a la siguiente pregunta:

  • ¿Qué quiero que haga Juan al terminar de leer mi correo?

El otro día leía el email de una empresa de mensajería que buscaba captar nuevos clientes a través de email. El mensaje estaba bien escrito, el único error que cometían era el de resaltar la oferta que tenían de cara a Navidad pero sin ningún tipo de llamada a la acción.

Al no definir correctamente lo que quieren que ese potencial cliente haga con su correo el mensaje se pierde en la bandeja de entrada del receptor.

escribir-correos-puerta-friaLa primera regla de oro en un correo a puerta fría es siempre la misma: ofrece información específica y esfuérzate en el mensaje.

Segundo es importante ser claro en la razón real por la que le estás escribiendo. Yo que recibo ese correo no tengo ni idea de por qué me estás escribiendo a mí o qué es lo que quieres.

Fíjate, la razón por la que rechazo la mayoría de contactos de Linkedin es que no tengo ni idea de por qué me contactan. No les conozco de nada.

Si en algún momento quieres ponerte en contacto con una persona que no conoces, escríbele un mensaje específico y que conecte de forma positiva con esa persona.

Es así como te ganarás su confianza la primera vez.

Cómo es la estructura de un correo a puerta fría

La estructura es sencilla.

Lo primero que tendrás que hacer es buscar si tienes algún punto en común con ese potencial cliente para apoyarte en eso desde el principio. Si habéis coincidido en un evento, si tenéis los mismos hobbies o si te ha gustado su último artículo comunícaselo.

La mayoría de profesionales se esfuerzan poco en el mensaje principal y es así como terminan enviando mensajes estandarizados a sus potenciales clientes con los que nunca terminan de conectar.

Adiós oportunidad para hacer negocios juntos.

  • 1º –> A/ Menciona a la persona que te ha dado la idea o el contacto para escribir a esa persona. B/ En caso de no poder realizar la opción A realiza una breve introducción sobre lo que te gusta de esa persona.
  • 2º –> Define la razón específica para escribirle un correo.
  • 3º –> Crea un texto breve sobre quién eres y qué es lo que estás buscando.
  • 4º –> Realiza una descripción específica de lo que necesitas.
  • 5º –> Deja tus datos para que te pueda contactar o realiza la llamada a la acción.
Hola Elena:

Cada semana me ayudas a entender un aspecto legal que no he tenido en cuenta en mi negocio. Gracias por todo lo que compartes porque es valioso para cualquier persona que tiene un negocio en la red. He visto que además prestas especial atención al email marketing y al copywriting en tu negocio. Qué alegría verlo.

Mi nombre es Sara y soy copywriter. Hace unas semanas comentaba con un amigo del sector que en España los abogados todavía no están trabajando sus secuencias de autorespuestas. Me suscribí a tu web y me di cuenta de que tú tampoco tenías creadas las tuyas.

En los últimos meses he trabajado con dos clientes de tu sector que gozan de menor visibilidad que tú. Con mi trabajo les he ayudado a mejorar sus ventas en un 37% gracias al email marketing. Si te interesa, estaré encantada de mostrarte cómo podemos pulir esta parte de tu negocio. Estoy con ganas de meterme de lleno en nuevos retos creativos y trabajar contigo sé que sería de lo más enriquecedor.

Podrías conseguir mejores resultados con lo que ya haces simplemente poniendo el email marketing a trabajar en tu estrategia. Si quieres escríbeme a este correo o podemos hablar vía skype el viernes sobre las 11:00 h sin ningún compromiso. Lo que prefieras.

Espero tus noticias.

Un abrazo,

Sara 

Notas finales y errores garrafales que no puedes cometer en este tipo de mensajes

Felicidades por haber llegado hasta aquí (nunca había escrito en este blog más de 2000 palabras).

Veo que el tema te interesa y quiero aprovechar esta ocasión para recordarte algunos consejos fundamentales para que tus correos sean leídos y respondidos:

  • Repasa el asunto de este tipo de correos. Tienen que ser títulos concretos en los que por encima de todo no se te puede colar un FW.
  • Piensa dos veces antes de enviar un correo comercial masivo a todos tus contactos de LinkedIn. La reputación de “petardo y spameador” se consigue en menos tiempo del que te gustaría.
  • Define bien lo que significa la palabra “colaborar”.
  • Escribe pensando en el receptor y en su valioso tiempo. Si te enfocas demasiado en tu producto, servicio o marca puedes conseguir que el receptor pase de ti. Recuerda: menos ego y más motivos que te ayuden a conectar con él.
  • Describe el objetivo del correo que quieres enviar.
  • Resalta en el correo aquello que creas importante y esté alineado con el objetivo.

Conseguir potenciales clientes a través del correo está en tus manos y en las palabras que emplees en tus mensajes.

Céntrate en el receptor y en la idea de conectar de forma positiva con él a través de tus palabras.

Feliz redacción de correos a puerta fría.


 

Ahora te toca a ti

Estoy deseando conocer las mejores y peores historias que has vivido con este tipo de correos.

Algunos de mis clientes me han ido contando las suyas por lo que presiento que lo que ocurra debajo de estas líneas (en el apartado de comentarios) será entretenido y enriquecedor para todos.