¿Tus textos no consiguen transmitir el enorme valor de tus productos o servicios?

Descarga ahora gratis mis recursos de copywriting

Aprende a escribir para vender en el primer blog de Copywriting en español

5 lecciones que la política puede enseñarte sobre copywriting

mayor-quimby-simpson-política-copywritingPuede que ahora estés pensando: ¿a mí los políticos qué pueden enseñarme sobre copywriting? Algunos incluso pensarán que no nos pueden enseñar sobre nada.

Yo no voy a ser tan crítica porque creo que siempre se puede aprender de todo el mundo. Sólo que en ocasiones se aprende observando los aciertos de los demás y otras veces el aprendizaje viene de apuntar sus errores.

Tampoco es que los políticos lo hagan todo mal, pero en ocasiones parece que sus acciones han sido diseñadas por su peor enemigo. Observamos atónitos a través del televisor cómo hacen o dicen justo lo contrario de lo que manda el sentido común.

La suerte que ellos tienen es que pueden seguir en sus cargos al menos cuatro años. Tú, en cambio, no puedes esperar tanto para convencer a tus clientes de que eres su mejor opción.

Es ahora o nunca.

Normalmente cuando vamos a elegir a nuestros representantes siempre escuchamos aquello de tomar la opción menos mala. En el mundo empresarial, en cambio, la competencia es cada vez mayor. Todo los negocios tratan de cumplir con todos los requisitos que marca la sociedad o al menos aparentarlo.

Un solo desliz puede echar por tierra todo tu trabajo.

Es más, si no cumples con las siguientes 5 lecciones de copywriting que nuestros políticos tienen a bien recordarte hoy, te arriesgas a despedirte para siempre de tus clientes.

Y esto ya son palabras mayores.

1# Ser simpático

trump-copywriting-politica

¿Estabas pensando en él cuando has leído la palabra simpático? Estoy segura de que no. De hecho, puede que se trate de la persona más antipática que jamás haya pisado el despacho oval.

Desde hace unos meses le tenemos hasta en la sopa. Sus declaraciones durante la campaña electoral fueron todo menos simpáticas. Muchos dijeron que era estrategia de campaña y que se suavizaría al llegar al cargo.

Bien, pues hace poco que ha llegado al cargo de presidente de los Estados Unidos y se han cumplido los peores pronósticos: no hay rastro de simpatía en él.

Esto es lo que puedes extraer de esta primera lección

Aquí mi primera pregunta:

¿Comprarías un producto o servicio a alguien como Trump? Probablemente, así, de buenas a primeras, no.

Ten en cuenta que hoy en día la competencia es enorme, y en ocasiones la decisión de comprar una marca u otra similar depende de pequeños detalles. La simpatía es fundamental a la hora de vender online, ya lo comenté en su día con un post dedicado a este tema.

“Nos gusta comprar a la gente que es como nosotros” y por esa razón tendemos a prestar mayor atención a ciertas marcas con las que ya sentimos una conexión genuina.

2# Hablar de aquello que interesa a tus clientes

Seguro que también te ocurre en tu vida diaria.

Todos tenemos en nuestro grupo de amigos, familia o entorno a personas que se creen el centro del universo. Únicamente hablan de ellos mismos y sus interminables problemas. Nunca te preguntan qué tal te encuentras tú, ni siquiera te permiten meter baza en la conversación.

Al poco tiempo dejas de escucharles pero ellos no se dan cuenta. Su monólogo a estas alturas te interesa tanto como un accidente de bicicleta en Pekín.

Este comportamiento es muy habitual también entre nuestros políticos. Hace poco vivimos momentos surrealistas en el Partido Socialista. Que si en ningún caso apoyarían la candidatura de Mariano Rajoy, que si tal vez, que mejor abstenerse… Por el camino tuvo que renunciar Pedro Sánchez tras un Comité Federal que ni pensado por los guionistas de Juego de Tronos.

Estos últimos días hemos asistido a la pelea de sillones de Podemos. Una lucha que ha pasado del congreso, a los medios de comunicación e incluso a las redes sociales.

Estoy segura de que a más de uno le entrarían ganas de gritar: ¡Hola, estamos aquí! ¿Vuestro trabajo no era estar al servicio de la ciudadanía?

¿Qué lección para tu negocio puedes extraer de esta situación?

A los ciudadanos les ocurre lo mismo que a tus clientes, solo les interesa lo que pueden hacer por ellos. Tus clientes no quieren que hables de lo genial que es tu empresa, ni de lo maravillosos que son tus productos.

Quieren que les muestres qué puedes hacer por ellos y de hecho, es algo que deberías ya mostrar en tu página principal nada más abrirla.

Enséñales los beneficios que tus productos o servicios pueden ofrecerles para conseguir que pasen a la acción. Ten esto claro, a tus clientes solo les interesa una persona y esa no eres tú.

3# Seguir el principio de reciprocidad

Estos últimos años nos hemos hartado de escuchar que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. ¿Nosotros? ¿Y nuestros políticos? Seguramente ellos no vivan por debajo de sus posibilidades ya que les damos sueldos de alto ejecutivo, pensión vitalicia y dietas hasta por ir al baño.

El pasado 1 de febrero se reanudaron las sesiones en el Congreso de los Diputados (¡desde el año pasado!). A las 11 de la mañana la sala presentaba un aspecto desangelado como el de la imagen.

congreso-diputados-vacio-copywriting

En cambio, al pueblo le piden que se apriete el cinturón y que asuma los recortes en sanidad y educación. Le piden a los ciudadanos que trabajen más horas por menos dinero.

¿Qué puedes aprender de esto?

Que en tu negocio las cosas no pueden funcionar así.

El principio de reciprocidad es muy importante para poder conectar con tus clientes.

Si quieres que tus clientes hagan cosas por ti, primero tú tienes que hacer algo por ellos.

Ofréceles descuentos, un producto gratis o realiza alguna acción que no te hayan pedido y les sorprenda. De esta manera se sentirán en deuda contigo y tendrás más oportunidades de conseguir que realicen la acción que esperas.

4# Transmitir un mensaje claro

Han pasado unos años pero aún colea la explicación de María Dolores de Cospedal sobre el finiquito del célebre Luis Bárcenas. Incluso inventó un nuevo término en derecho laboral, la “indemnización en diferido”. La explicación fue la siguiente:

“La indemnización que se pactó fue una indemnización en diferido. Y como fue una indemnización indifi… en diferido, en forma, efectivamente, de simulación, de… simulación, o de… lo que hubiera sido en diferido en partes de una… de lo que antes era una retribución, tenía que tener la retención a la Seguridad Social.”

Más claro agua, ¿verdad?

No te rías tan rápido.

¿Estás seguro de que nunca te ha ocurrido algo parecido con los textos de tu web?

Cuando entran lectores en tu web se hacen la siguiente pregunta: ¿qué hay en esta página para mí? Si tu mensaje es abstracto, enrevesado o directamente no se entiende, tus potenciales clientes no van a saber qué tienen que hacer y se marcharán con la música a otra parte.

Sé claro, concreto y directo con tu mensaje.

Cada persona que entre en tu página por primera vez debe ser capaz en pocos segundos de saber en qué puedes ayudarle. 

5# Cumplir lo que prometes

Políticos y cumplir promesas. Es algo así como el agua y el aceite, no acaban de mezclar bien.

Esta es la categoría universal, de la que casi sin excepción podemos excluir a todos los políticos que alguna vez dijeron esta boca es mía. Es fácil prometer “el oro y el moro” cuando no ocurre nada si no cumples lo prometido.

Hace poco fue relevado en su cargo el anterior presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

Él sí cumple el requisito de la simpatía. Pero ¿y el de cumplir sus promesas?

obama-copywriting-politica

En 2008 Obama prometió cerrar la controvertida cárcel de Guantánamo, en Cuba. Para desencanto del mundo, tras 8 años de mandato fue incapaz de cumplir esta promesa.

¿Qué podemos aplicar de todo esto en copywriting?

Para tu desgracia, en el mundo de los negocios no puedes permitirte ese lujo.

Si en tu web anuncias que tus productos ofrecen un determinado beneficio será mejor que sea así o la publicidad negativa podría acabar con tu negocio, eso sin mencionar tu credibilidad.

Sé realista y que tu oferta cumpla siempre lo que prometes en tus textos.

Eso también se aplica a cualquier titular de post o de una campaña de email.

Si el titular de tu campaña de email marketing dice que vas a desvelar los ingresos de tu empresa en el último mes cumple con lo que has prometido en el email. No escribas un titular que prometa todo y luego en el contenido no se cumpla nada o aborde un tema muy distinto.

Tu comunidad se sentirá engañada muy rápido (créeme, he vivido una situación muy similar como lectora hace muy poco tiempo).

Ahora es tu turno

Como ves podríamos extraer cantidad de lecciones tanto de la política como de otros ámbitos de nuestro día a día. El ejercicio que quería mostrar en este caso es cómo puedes escribir y sorprender a tus lectores con contenidos que no se esperan.

Estoy segura de que tú también has visto o has observado algo últimamente que te ha hecho pensar en la importancia de escribir bien en internet, la empatía en nuestra sociedad, etc. Quizás haya sido un viaje, una conversación con la vecina del cuarto o una situación incómoda con un cliente.

Me encantará que lo pongamos en común debajo en comentarios para seguir con la conversación de hoy.