¿Tus textos no consiguen transmitir el enorme valor de tus productos o servicios?

Apúntate ahora gratis a mi taller online de copywriting.

¿Tus textos no consiguen transmitir el enorme valor de tus productos o servicios?

Apúntate ahora gratis a mi taller online de copywriting

Cómo escribir siendo tú y lograr que tus lectores se enamoren de lo que dices

Estos días hemos visto marcas que han hablado con aires de superioridad. Como si esto, la tremenda situación que estamos viviendo, no les afectara.

Estoy convencida de que lo hacen por tratar de mantener el tipo públicamente, por no parecer «débiles» y mostrar autoridad, pero la imagen que ofrecen está desconectada de la realidad.

Y eso duele.

Duele porque tú estás preocupado y sientes que los demás están a tope: haciendo formaciones, buscando mentorías, aumentando su productividad…

Por favor, olvídate del resto y céntrate en cómo te encuentras tú y cómo estás haciendo sentir a tu entorno.

Escribe para emocionar, no para impresionar

Si algo nos está enseñando esta situación a las marcas son estas dos lecciones:

  1. Que tu comunicación tiene que ser HUMANA. No olvides que compartir tus debilidades, errores, aprendizajes y miedos te presenta como alguien de carne y hueso.
  2. Que mostrar tus principios, aquellos por los que luchas, te hace único.

Estos son dos rasgos característicos de las marcas que se atreven a ser ellas mismas. Y es lo que quiero que te lleves tú hoy de esta sesión. Que conectes profundamente con tu esencia como marca y dejes salir tu propia voz.

En el primer artículo de #CopyDesdeCasa hice hincapié en que es el momento de ser líder en tu comunidad. Y para conseguirlo primero tienes que tratar como iguales a tus seguidores, no subirte a un pedestal y mostrarte inaccesible.

Seguro que tú también tienes en la cabeza la imagen de los grandes empresarios de antes. Aquellos cuyos despachos estaban en el piso más alto del edificio y no se mezclaban con sus trabajadores.

Pues bien, eso ya es historia.

Hoy en día, hasta los líderes de las empresas, incluso de aquellas que facturan grandes cifras, tienen cuentas en redes sociales y, como tú, necesitan conectar de manera humana con sus seguidores.

Porque esos seguidores son potenciales clientes que cada día, con cada impacto, analizan de manera inconsciente lo que esa marca les hace sentir.

Por eso da igual el número de seguidores que tengas.

No puedes subir un post o un artículo y no contestar a los comentarios. Tienes un compromiso con esas personas.

Hace solo unos días, la marca Charuca  decía en uno de sus posts de instagram que tener pocos seguidores es una oportunidad de oro, porque te permite conocerlos con nombres y apellidos.

Estoy completamente de acuerdo.

Y añadiría otra ventaja: te permite dibujar con todo lujo de detalles el cliente ideal al que te diriges. ¿Sabes por qué? Porque lo tienes justo delante de ti.

Está hablando contigo y respondiéndote, si sabes hacer las preguntas apropiadas, claro.

Piénsalo unos instantes: tienes el privilegio de poder enviar el mensaje que esa persona necesitaba escuchar.

 

Pero eso solo ocurrirá si dejas salir tu propia voz.

Estas son 4 acciones de las marcas con corazón y que tú también puedes llevar a cabo para que tus textos resulten más humanos:

  • conocer a tu cliente ideal;
  • escribir para emocionar, no para impresionar;
  • responder de manera sincera;
  • ser generoso.

El ingrediente que hace que tu escritura conecte y sea genuina, única y memorable

Da lo mismo cuál sea tu sector.

En serio, da igual que te dediques a temas científicos e ingenierías, que son sectores más técnicos, o que escribas los textos de una compañía de teatro o divulgues temas de crianza natural, por ponerte ejemplos muy diferentes.

Para conectar, tu escritura debe ser personal.

Eso será lo que consiga que identifiquen un texto tuyo, es decir, que, cuando lees algo, oigas en tu cabeza a la persona que lo ha escrito.

Y todo gracias al tono de voz:

  • es único,
  • es genuino,
  • es memorable.

O debería serlo, siempre que lo trabajes de manera constante y esté ligado a tus valores y al propósito de tu marca.

El tono de voz es el alma de tus textos, refleja tu forma de ser y tu personalidad única.

 

Además, te quita un gran peso de encima porque te permite eliminar esa exigencia de ser el mejor, así puedes centrarte en ser tú mismo.

Tu esencia será el gran éxito de tu negocio y tu valor diferencial. Porque solo siendo auténtico conectarás de manera genuina con tu comunidad.

Cuando esto sucede, se crean verdaderos admiradores de tu marca, personas que van a hablar de ti siempre que puedan porque se sentirán vinculados y agradecidos por formar parte de tu comunidad. Por eso, en estos casos el boca a boca funciona tan bien.

Y, como te decía, no importa el sector al que te dediques.

Si eres un profesional de la salud o de la farmacia y tratas temas científicos, también tienes un tono de voz, y eso será lo que diferencie tus contenidos de los de otro profesional de tu mismo sector.

Puede ser más o menos formal, por ejemplo hablando de tú o de usted, eso es una decisión tuya, pero debe ser constante y conectar con tu cliente ideal.

 

El gran objetivo de la Escuela de Copywriting está centrado en este punto: ayudar a las marcas a encontrar su manera única de conectar a través de las palabras.

Lo resumimos en nuestro grito de guerra #YoNoSoyLoTípico.

 

Aquí el storytelling ocupa un lugar muy importante, porque nadie puede contar ni cuestionar tu propia historia.

Tu historia es importante en el momento que la pones al servicio de tu audiencia para ayudarle a superar los mismos problemas que tú has pasado. Es fundamental para crear lazos. Es el hilo conductor que te permite entablar conversación.

Nuestras peculiaridades nos hacen más interesantes o pueden ser la razón por la que ciertas personas no encajen contigo. Y eso está bien. No pasa nada.

Es importante quitarle presión también a esto.

No puedes gustarle a todo el mundo y eso es lo bueno de nuestro mercado. Hay cantidad de profesionales y cada uno aporta lo mejor de sí mismo. Cada uno se dirige a un tipo de público.

Tiene que existir ese feeling, esa chispa natural, para que un cliente decida comprar a uno y no a otro.

Piénsalo, pasamos mucho tiempo de nuestra vida trabajando como para no entregarnos en cuerpo y alma y dar lo mejor de nosotros. O peor aún, para fingir que somos alguien diferente.

Cómo disparar los comentarios en tus publicaciones

Las historias son las que consiguen el compromiso de tu audiencia.

Cuanto más personal es un contenido, cuanto más hay de ti en una publicación, más ganas de contestarte y participar en lo que propongas tendrán tus lectores.

Cuando te abres, suceden cosas increíbles.

La publicación donde presenté a Naia, mi hija pequeña, tiene más de 900 comentarios de amor del bueno.

La publicación donde presenté a Naia, mi hija pequeña, tiene más de 900 comentarios de amor del bueno.

 

Eso va más allá del copywriting, y me siento tremendamente afortunada por cada muestra de cariño.

Solo puedes ser generoso si cultivas una mentalidad de abundancia.

Y eso en tiempos de crisis es aún más necesario, así que quizás necesites cambiar el chip…

El contenido gratuito es rentable

Porque ser generoso es una estrategia que da frutos a largo plazo. Y solamente funciona si es sincera.

Desde la Escuela de Copywriting ofrecemos cantidad de contenido gratuito de gran valor, y en el de pago servimos una experiencia redonda Ahora tengo un equipo, pero al principio lo hacía yo sola de la misma manera, ya que forma parte de mi esencia como marca el centrarme en compartir y ayudar.

Y no pienses que por compartir contenido gratuito se agotan los temas. Además, esto activa el principio de reciprocidad.

Una estrategia OMNICANAL.

Sé generoso y activa el principio de reciprocidad

Si eres generoso, el resto de personas lo serán contigo. (Siempre hay alguna excepción, pero ellos se lo pierden).

Así que no obligues a conocidos y amigos a comentar tus contenidos, no les pongas en ese compromiso.

Sé simpático, auténtico, agradable y generoso. Para cuando te des cuenta, el principio de la reciprocidad se habrá puesto a trabajar por ti y todo eso que tanto deseas comenzará a dar sus frutos.

Estas son 4 formas en las que he aplicado el principio de reciprocidad en mi negocio:

  • Mostrar mi agradecimiento a los que ayudan y darles algo que no esperan.

Dar las gracias parece algo evidente, aunque no siempre se hace. Sin embargo, es importante que muestres tu gratitud a tus clientes, colaboradores y todas las personas que te ayuden a seguir adelante.

Además, siempre que puedas, ofréceles en el momento que veas oportuno algo que no se esperen.

  • Ser el primero en ofrecer algo.

Comparte información de valor cuando sepas que tus lectores necesitan algo. Es un gesto que haces sin ninguna perspectiva inicial de recibir algo a cambio.

Por ejemplo, tu lead magnet o un regalo a través de tu newsletter.

  • Responder y comentar en redes sociales.

Cuando nadie sabe de ti y de lo que haces, te toca invertir horas y horas en darte a conocer. No llega de la noche a la mañana. Responder y comentar en otros blogs es importante, pues la otra persona se sentirá en deuda contigo también.

Responder a los comentarios de tu blog es otro momento clave para contestar a dudas, generar feedback y enriquecer el valor que aportas a una persona y, en general, a toda la comunidad.

  • Compartir los contenidos que me gustan, aunque no sean de mi competencia.

¿A qué tienes miedo? Recuerda que necesitas sintonizar con tu mentalidad de abundancia.

Créeme, si te has ganado su confianza y les has ofrecido contenido de valor, no se irán así como así a ver a la competencia. Y si lo hacen, no eran tus clientes ideales.

Tu cliente ideal es aquel que compra tus productos o servicios y que se siente orgulloso de formar parte de tu comunidad. Y todo porque cada vez que te lee le parece que solo le estás hablando a él.

La empatía y la simpatía son rasgos cruciales para causar buena impresión.

Nunca comprarás a alguien que no te guste o que te caiga mal. Además, tendemos a prestar más atención a las marcas que nos parece que son como nosotros.

Y es que, cuando vamos a comprar, no solo queremos el producto, sino algo más:

  • queremos sentirnos diferentes,
  • queremos sentirnos especiales.

Si la atención no ha sido buena, es muy posible que no compremos el producto, y lo que es peor: inevitablemente haremos una campaña contra esa marca.

Convencer a un cliente de que tú eres su mejor opción es más fácil de lo que crees.

Tienes muy poco tiempo para demostrar que entiendes perfectamente la situación por la que está pasando tu cliente.

  • Escucha a tu audiencia. Si quieres crear una relación de confianza, ellos deben entender que tú eres la persona que les puede ayudar. Solo si conoces lo que tu público objetivo está buscando podrás ofrecer lo mejor de ti.
  • Encuentra puntos en común con tus clientes. Muestra similitudes que son relevantes en la venta. Habla sobre aquello que interesa a tus lectores y empápalo de tu personalidad única de marca.

En definitiva, humaniza tu negocio.

Las 10 claves que tus textos necesitan para sonar de manera conversacional

El copywriting o la redacción conversacional es justo lo que estás pensando: escribir de forma que parezca que estás teniendo una conversación.

Una conversación entre dos personas de carne y hueso.

Ahora lo que necesitas es conseguir este efecto en los textos de tu negocio.

Lo único que tienes que hacer es escribir tal y como hablas, cuidando la forma y adaptándote al tono de voz de tu marca.

El lenguaje en este tipo de copywriting es sencillo y directo y deja a un lado todas esas palabras tabú carentes de valor para tu potencial cliente. Así evitas que tu interlocutor se distraiga de tu mensaje.

El truco es el siguiente:

  • mantener una conversación interesante con la otra persona,
  • anticiparte a las preguntas que se va haciendo mentalmente,
  • conseguir que la conversación permanezca después en su memoria.

Cuando lo consigues, la otra persona baja la guardia, entra en un estado más receptivo a lo que tienes que decir y, en consecuencia, es mucho más probable que realice la acción que tú quieres.

Vamos a ver 10 cambios que puedes hacer en la fase de edición de todos tus textos para conseguir que tengan este efecto de conversación y así mantengan el interés de tus lectores de principio a fin.

  1. Trabaja el ritmo combinando frases cortas con largas para que no se aburran mientras leen. Escribe frases sencillas con las que tus lectores se sientan familiarizados.
  2. Pregunta. En internet tenemos que escuchar y prestar atención a lo que nuestros lectores dicen, y las preguntas consiguen que se sientan interpelados. Por ello, una forma de comprometer a tu público y ver cómo reaccionan es a través de tus mensajes.
  3. Utiliza la segunda persona del singular para dirigirte a tu lector. Recuerda que «TÚ» es la palabra más importante.
  4. Separa claramente los párrafos. Escribe párrafos de 3 o 4 líneas como máximo para alegrar la vista a los escaneadores y a tus lectores.
  5. Emplea listas para que la información sea más visual y, sobre todo, más fácil de digerir. Además, recuerda que las viñetas tienen que ser coherentes entre sí.
  6. Incluye verbos de acción, como descubrir, conseguir o lograr. Los verbos en un texto son los que cuentan la historia, mueven nuestras emociones y forman una imagen en la mente de los que te leen. Son difíciles de ignorar. Inspiran a actuar. Son específicos.
  7. Evita saturar tu texto de adjetivos que lo único que consiguen es disminuir tu credibilidad y pueden arruinarte un mensaje de venta.
  8. Observa bien qué adverbios utilizas en tus textos. Recuerda que, en caso de duda o si eliminas el adverbio de una frase y el significado de la oración no cambia, es mejor eliminarlo.
  9. Utiliza transiciones en tus textos. Las transiciones son elementos que conectan ideas. Con su ayuda puedes saltar de un párrafo al siguiente de forma natural y conseguir que todo el texto gire alrededor de un único mensaje, que es el que quieres transmitir a tus lectores. Por ejemplo, empieza con un «Imagina lo que podrías conseguir…», «Recuerdas cuándo…», «Llegamos al punto clave» o «La buena noticia es que…».
  10. Utiliza metáforas. Para ello compara dos términos que tengan en común alguna cualidad. Porque en un texto publicitario las palabras visuales siempre funcionan mejor que las que no lo son.

Silencia el diálogo interior que te impide brillar como marca

Despídete del síndrome del impostor, de tu crítico interno o de la maldición del conocimiento.

Son lastres que acarreamos todos los que nos exponemos y que nos impiden brillar como merecemos.

Quiero proponerte un ejercicio de escritura libre que he extraído del libro de creatividad «El camino del artista» de Julia Cameron, muy eficaz para dejar salir todos esos miedos.

Este ejercicio consiste en dedicar un cuarto de hora todas las mañanas, lo que tardas en llenar 3 hojas, a escribir de manera automática todo lo que te venga a la cabeza para ayudar a liberar la mente.

Lo importante es que dejes salir ese diálogo interno que te está frenando.

¿No crees que te sentirías mejor si te hablaras como lo haces con un amigo?

Deja de ser tan duro contigo mismo.

Todos tenemos la capacidad de impactar de forma positiva en los demás con nuestra manera única de ver el mundo.

La cantidad de tareas pendientes del día a día, la ansiedad ante esa situación tan excepcional o cualquier otra excusa puede ser el detonante por el que digas: «¡Bah! Si total… ¿quién me va a leer? No pasa nada por no publicar esta vez».

Sin embargo, tienes un compromiso con tu audiencia.

Y también contigo. Necesitas mantener ese mismo espíritu, cercanía y entusiasmo cuando escribes, pues es lo que te define como una marca auténtica.

DMCA.com Protection Status