¿Tus textos no consiguen transmitir el enorme valor de tus productos o servicios?

Apúntate ahora gratis a mi taller online de copywriting.

¿Tus textos no consiguen transmitir el enorme valor de tus productos o servicios?

Apúntate ahora gratis a mi taller online de copywriting

Qué es el microcopy y por qué a tus clientes les gusta tanto

Ser persuasivo significa ser muy cuidadoso. Así que tengo que preguntártelo:

Ahora que tienes los textos principales de tu web, ¿vas a resistirte a ponerles el broche?

Este es el momento de divertirse y dejar huella como marca.

Me refiero a aprovechar el microcopy para no sonar nunca más como un robot y que tu cliente sienta que le hablas solo a él.

Si estás aquí es porque deseas que cada persona que aterrice en tu web se sienta lo más a gusto posible, ¿me equivoco?

Sé que no es un capricho. Cuanto mejor hagas sentir a ese usuario, más valorará tu marca y más sencillo será que se convierta en tu cliente.

Así que ponte en su lugar: te ha leído y ha decidido prestarte atención. Es todo un logro.

Está claro que todo lo que sabes de copywriting está funcionando.

Qué menos que rematar la jugada, ¿no? Vamos a asegurarnos de que ese desconocido dé el siguiente paso.

¿Cuál es? Suscribirse, descargarse un regalo, comprar…

Sea cual sea tu objetivo, tu visita tendrá que seguir las instrucciones, y lo último que debes hacer es pensar que sabrá hacerlo sin tu ayuda.

Sería una pena que, después de estar convencida, esa persona se quede a medio camino por un «error inesperado, inténtelo de nuevo».

Tu arma secreta para evitarlo son las leyendas y los pequeños textos que pueden acompañar a cada una de las acciones que quieres que realice esa visita en tu página.

Ellos, con un lenguaje sencillo, te ayudarán a despejar cualquier duda y conseguirán que el usuario termine lo que había empezado.

Guiar y conseguir clientes vs. confundir y frustrar al usuario

A estas alturas, querrás ver un ejemplo sobre cómo y dónde aplicar el microcopy.

Fíjate que, sin darte cuenta, tú ya estás familiarizado con ello:

Las compañías aéreas y los buscadores de vuelos, como eDreams, son un buen ejemplo de cómo llevar de la mano a un cliente desde el inicio de la compra hasta que tenga sus billetes en la mano.

  • Te sugieren las búsqueda más habituales. Y esto lo ves todos los días cuando buscas algo en Google.

En el caso de eDreams, al introducir el nombre de la ciudad se adelanta proponiendo los posibles aeropuertos de destino que encajen con la búsqueda.

  • Te explican en qué fase del proceso se encuentran a través de mensajes como «Seleccionando asientos» o «Cargando las mejores ofertas». Además, el avión en movimiento es un elemento muy visual que refuerza la idea de que el proceso está en marcha.

Ahora que tienes una imagen más clara de lo que tienes que impedir que suceda en tu página, vamos a ver qué es el microcopy y sus múltiples aplicaciones.

Qué es el microcopy y por qué debe importarte

 

El microcopy son esas palabras o frases en la interfaz del usuario que están directamente relacionadas con las acciones que va a realizar.

Por tanto, incluyen:

  • La motivación antes de la acción.
  • Las instrucciones que acompañan a la acción.
  • El feedback después de que el usuario haya realizado la acción.

 

Más allá de esta definición técnica, el objetivo de este artículo es que identifiques dónde puedes introducir microcopy y el impacto positivo que tendrá para ti cada acción.

Aumentar la usabilidad de tu página web

Con un buen texto lo que vas a conseguir es evitar cualquier problema cuando el usuario trata de completar una acción, reduciendo así sus posibles enfados por no saber qué hacer.

Por ejemplo, en la página del buscador de vuelos nos avisan durante el proceso de que los resultados de búsqueda solo se guardan durante 10 minutos.

De no adelantar esta información es muy posible que esa persona que está pensando en comprar su billete para las vacaciones lo deje para más tarde y, cuando se decida a hacer la compra, la oferta haya caducado y ya no esté disponible.

Con esta notificación, le acaban de ahorrar tiempo y dinero a su cliente, y ellos como marca se han evitado un cliente enfadado que maldiga su nombre en alto. Porque todos en alguna ocasión le hemos hablado con mucha frustración a la pantalla del ordenador.

¿Cómo puedes adelantarte tú?

Personaliza la página de  error 404 o «página no encontrada». Es una sección que debes escribir pensando en dar una alternativa a tu visita.

Dicho de otra forma: debes guiar la conversación de tal manera que facilites una respuesta adecuada, aunque no fuera la que tu visita buscaba en un inicio.

 

Crear una experiencia de usuario positiva que conecte con las personas que llegan a tu página

Es la mejor forma de disminuir esa sensación de relación entre persona y ordenador o tecnología. Crear un diálogo con esa persona humaniza inmediatamente tu marca.

Parémonos en este punto y veamos algunos momentos decisivos en los que el microcopy debe ayudarte a hablar de tú a tú con un potencial cliente.

Por ejemplo, cuando tus visitas se suscriben a tu boletín, hay que ser concretos y funcionales en cada dato que se solicite e indicar cómo se debe rellenar el formulario.

Además, ya sabes lo pesadas que resultan las autorizaciones legales, y si en tu página has volcado todo el alma de tu negocio, lo natural es que en estos pasos cuides la experiencia y no pegues ahora un tocho técnico sin ton ni son.

Este extracto pertenece al boletín de suscripción de Charuca. Como ves, le ha dado su tono personal y ha huido de los textos convencionales, así que la lectura resulta amena. Porque eso de que nadie se lo lee es un mito, siempre hay personas a las que les interesa hasta la letra pequeña.

Además, debes avisar de cuál es la siguiente acción que necesita realizar para que tu suscriptor no vaya a ciegas, así sabrá a dónde dirigirse para terminar el procedimiento. Por ejemplo, avísale si tiene que consultar su correo para confirmar la suscripción, como hace la marca de juegos didácticos Alupé.

 

Si lo que ofreces son formaciones y en este momento no están disponibles, aprovecha la ocasión para recoger los datos de la persona interesada, como hace Marta Loperena en la web de su marca Felicidad de bolsillo.

En el formulario de suscripción aporta la información necesaria para que sepas qué datos necesita y que los incluyas correctamente.

Y si, además, en el proceso interviene el dinero, más aún. Nada enfada más que meter los datos de la tarjeta de crédito y no saber si al hacer clic se ha realizado la compra o no. Aquí el microcopy debe apoyar el proceso de principio a fin e informar al cliente de qué ha pasado con su dinero en caso de error.

Mejorar la marca y realizar una diferenciación en el mercado

Te he prometido que este iba a ser un espacio para divertirte, y es que el microcopy te permite ser tú mismo y transmitir tu esencia como marca, esa que la hace especial.

En lugar de tener una interfaz aburrida, la tuya será única y con mucha personalidad. Apoyará tu visión y los valores de tu marca.

De esto sabe mucho Lucia Be, que siempre que tiene ocasión convierte su web en una verbena.

 

Reforzar tu tono de voz

El microcopy te permite ser más cercano y es un gran recurso para trabajar los valores de tu marca.

La escritura no debe ser tan formal, robótica ni rígida como nos han hecho creer. Porque no funciona. Lo que conecta de verdad es transmitir la sensación de que te están atendiendo personalmente y con calidez.

El microcopy es el máximo ejemplo de copy conversacional.

Incluye notas que hagan que tus clientes imaginen lo que es disfrutar de tus productos o servicios, como hacen desde Slack, la plataforma de mensajería instantánea para equipos.

Mientras se carga el dispositivo, ellos ofrecen ideas para mejorar el rendimiento de la herramienta o frases inspiradoras, porque saben que hay días más duros que otros y el positivismo nunca está de más.

El microcopy refuerza la imagen emocional de tu negocio

Y de eso se trata: de emocionar para mejorar la conversión, que es el principal objetivo del copywriting.

En resumen, recuerda todos estos puntos sobre microcopy cuando te pongas a escribir:

  • Como su propio nombre indica, es un texto breve y ágil que puede llegar incluso a aliviar las objeciones principales de tus clientes.
  • Es funcional. Acompaña al usuario mientras lleva a cabo una acción y debe ser orientativo e informativo.
  • Es concreto. Según el contexto, su función es añadir información de utilidad al usuario para que cada paso que realice en la web sea lo más sencillo posible.
  • Es coherente con el tono de voz de la página web. Si el tono es formal, no viene al caso hacerse el gracioso, pero, si el tono es desenfadado, puede ser un momento para marcar la diferencia informando y entreteniendo.
  • Es memorable. El microcopy puede ser lo que conecte al usuario con tu marca. Esos pequeños detalles inyectan dinamismo a los procesos y generan confianza, porque se adelantan a las posibles dudas de tu potencial cliente.

Y es divertido porque, si te das cuenta, todo ello va orientado a dar un servicio similar al que tendría lugar en un negocio físico.

Ahora que conoces todas estas oportunidades de mejora, es el momento de ponerte a escribir y enamorar a tus visitas, a las que ya has recibido con la alfombra roja. Y ahora, gracias al microcopy, estás acompañando a la puerta para despedirte al salir con una gran sonrisa.