¿Tus textos no consiguen transmitir el enorme valor de tus productos o servicios?

Apúntate ahora gratis a mi taller online de copywriting.

¿Tus textos no consiguen transmitir el enorme valor de tus productos o servicios?

Apúntate ahora gratis a mi taller online de copywriting

Cómo inyectar ritmo a tus textos gracias a las transiciones

Transiciones_rtimo_textos

Las transiciones son los elementos que se utilizan para conectar ideas.

Escribir es un ejercicio muy democrático.

Todo el mundo tiene la capacidad de hacerlo.

De hecho, cada día todos escribimos  textos para comunicarnos con los demás (correos, wasaps o publicaciones en las distintas redes sociales).

 

Eso sí, la escritura es como las opiniones, cada uno tiene la suya. Cada persona redacta como quiere o puede, según su estilo, ambiente o educación. No encontrarás dos personas que escriban igual. Como se suele decir, «Cada maestrillo tiene su librillo».

Y en el mundo de los negocios ocurre lo mismo.

lapiz-homecopyExisten diferentes maneras de plantear unos textos persuasivos, y todas dependen del tono de voz que utilices. Algunas marcas son más agresivas en sus mensajes, otras buscan caer bien al cliente e, incluso, hay quienes inundan sus textos de emoticonos y exclamaciones.

Aunque existen reglas a la hora de redactar textos comerciales, hay una que es clave y que debes recordar pase lo que pase: escribe con ritmo para enganchar y retener a tus lectores.

Seguro que a ti también te ha pasado esto: empiezas a leer un artículo y lo dejas al cabo de pocos segundos porque no ha conseguido engancharte. Le faltaba algo, no tenías claro qué era, pero habías perdido por completo el interés.

El ritmo es el ingrediente fundamental para que tus clientes devoren tus textos y quieran continuar leyendo. Cada frase, cada línea, cada párrafo tiene que tener un hilo conductor que lo una todo y que aporte coherencia a tu mensaje.

Trabaja el ritmo en tus textos utilizando transiciones

¿Cómo puedes mejorar el ritmo de tus textos?

  • Alternando frases cortas y largas.
  • Rompiendo los párrafos.
  • Usando transiciones.

Sobre esto último es de lo que quiero hablarte hoy, porque las transiciones parece que son invisibles en un texto. Pero sin ellas, ¿sabes qué?

Sería imposible tenerte ahora mismo leyendo esta frase.

Las transiciones son los elementos que se utilizan para conectar ideas. Con su ayuda podemos saltar de un párrafo al siguiente de forma natural y conseguir que todo el texto esté unido alrededor de un único mensaje, que es el que quieres transmitir a tus lectores.

 

Es más, ya usas transiciones cada vez que escribes, aunque puede que no seas consciente de ello.

5 tipos de transiciones que debes utilizar si quieres mantener la atención de tus lectores

Tienes a tu alcance una gran variedad de transiciones. Pueden ser palabras sueltas o frases, cada uno tiene sus preferidas.

Lo importante es que las uses con cabeza y con un objetivo concreto. Siempre repito lo mismo: cuidado con abusar de elementos decorativos (adjetivos y adverbios, por ejemplo).

Las que ayudan a clarificar ideas

Deja que te dé un consejo relacionado con tus clientes: pónselo fácil. Cuando estás exponiendo una idea es probable que en tu cabeza la tengas muy clara y sepas exactamente lo que quieres decir, cuál es esa idea que quieres transmitir.

Sin embargo, tus clientes no pueden entrar en tu cabeza ni leer tus pensamientos. Por eso, lo mejor que puedes hacer es utilizar transiciones que les dejen claro a tus lectores lo que quieres decir, o también que presenten una conclusión:

  • Lo que quiero decir es…
  • La idea es…
  • Me refiero a…
  • Esto significa que…

Para tus clientes será más fácil entender tu mensaje si pueden seguir tus argumentos de forma lógica y lineal.

Las que adelantan que algo especial viene a continuación

Cuando tus lectores te dedican unos minutos de su valioso tiempo lo hacen porque esperan conseguir algún tipo de beneficio: información de interés que les haga ganar tiempo, dinero o la solución a un problema.

Sin embargo, van a escanear para encontrar la información con mayor rapidez. Cuando escribes, trata de que tus potenciales clientes encuentren y aprendan una idea principal, la que para ti sea la clave fundamental del artículo:

  • Para ello…
  • Y llegamos al punto clave…
  • Pon atención a lo que voy a contarte…

Las que hacen pensar

Cuando caminas por la calle e intentan venderte algún producto o quieren que te suscribas a algo, lo primero que te dicen es «¿Tienes un momento?» o «¿Puedes dedicarme unos minutos?».

En el mundo online ocurre lo mismo: tratas de que el lector se detenga y piense en tu oferta. Es como ofrecerle un café virtual y dejar que se tome su tiempo para descubrir los beneficios de tu producto o servicio.

¿Y cómo se consigue ese efecto? Apelando a su imaginación:

  • Imagina lo que podrías conseguir…
  • Recuerdas cuando…
  • Piensa un segundo…

Las que explican tus motivos

Cuando escribas un texto comercial, siempre tienes que intentar ponerte en la piel de tus clientes. ¿Sabes cuál es la primera pregunta que van a hacerse?

¿Por qué?

respuesta transiciones

Las transiciones te ayudan a organizar la información y responder a tus lectores.

Sí, esta es la pregunta clave que se plantean tus clientes y que debes saber responder para poder convencerlos de que tu producto o servicio es lo que ellos necesitan.

Suelo pensar en mis sobrinos cuando tengo que escribir un texto comercial. Da igual lo convencida que parezca cuando les explico algo, siempre me miran con sus caras inocentes y sueltan… «¿Por qué?».

Para adelantarte y ofrecer tú mismo las respuestas, las siguientes transiciones son perfectas:

  • Porque…
  • La razón es simple…
  • El motivo por el que…
  • Ya que…
  • Y por eso…

Las que llaman la atención

Al redactar un texto tienes que tener claro que al otro lado hay una persona, así que intenta escribir de forma que sienta que le escribes a ella y a nadie más. Por eso es tan persuasivo utilizar verbos en voz activa: el lector percibe que lo animan a actuar y cambia por completo el ritmo del texto. Estos son algunos ejemplos que puedes usar:

  • Recuerda.
  • Suscríbete
  • Escucha.

 ¿Utilizas las transiciones en tu beneficio?

Como te contaba al inicio, cada marca tiene su propia personalidad a la hora de escribir y, en parte, es gracias al ritmo. Aunque parece que algunos negocios online lo olvidan por completo.

Escribir no consiste en vomitar frases una detrás de otra. Los textos tienen que cobrar vida, generar un interés en quien los lee. Y, para ello, no es suficiente con que la temática sea atractiva, tienes que imprimir ritmo en los párrafos para que enganchen a tus lectores y estos se lean hasta la última palabra que escribas.

transiciones puentes entre ideas

Imagínate las transiciones como ese puente que une tus ideas.

Recuerda que las transiciones son puentes que unen tus ideas y dan consistencia a tus textos. Trabajar el ritmo es preciso para retener la atención de tus lectores, y más si se tratan de textos comerciales.

Para ello, como truco final, lee siempre en voz alta los textos que escribas. Asegúrate de que las frases cortas se intercalan con otras más largas y presta especial atención a las transiciones.

¿Has descubierto ya cuáles son las transiciones que más utilizas?

Mi objetivo con este artículo es ayudarte a identificarlas, que les des el valor que tienen y aprendas a utilizarlas en tu beneficio.

De esta manera, las transiciones y el ritmo estarán trabajando para cumplir con el objetivo de cada uno de tus textos comerciales.