¿Tus textos no consiguen transmitir el enorme valor de tus productos o servicios?

Descarga ahora gratis mis recursos de copywriting

Aprende a escribir para vender en el primer blog de Copywriting en español

5 recomendaciones para escribir mejor tu presentación en LinkedIn y marcar la diferencia

escribir-linkedin-trabajo-venderNo es fácil hablar de uno mismo, y sobre todo cuando intentas presentarte al ciberespacio de manera atractiva y diferente.

Muchas veces uno escribe lo primero que le pasa por la cabeza, lo que cree que le hace especial, sin pararse a pensar en el potencial lector de ese texto. Y es lógico que se haga de esa forma porque vender es incómodo.

Pasamos una mañana entera creando diferentes descripciones de nosotros mismos y presentándonos a través de los distintos perfiles en redes sociales que tenemos: “soy consultor”, “estudié en la Universidad Complutense de Madrid”, “casado y con 3 hijos”, “vivo en Pamplona”, “vegetariano”, “fan de los Beatles”…

Son etiquetas que nosotros mismos asociamos a nuestra persona. Etiquetas que te definen a ojos del lector que visite tu perfil y que le ayudarán a crear esa primera impresión de ti.

Una de las redes sociales en la que quizás más nos exponemos, sobre todo porque hablamos de nuestra trayectoria laboral y formativa, es LinkedIn.

Esta red social,  que cuenta con más de 400 millones de usuarios en el mundo y en España, es una de las herramientas más utilizadas actualmente para buscar empleo, contactar con otros profesionales y hacer el famoso “networking” desde tu sofá. El lugar idóneo para consultar también ofertas de trabajo y conocer gente interesante que te puede ayudar a contactar a personas que de otra forma no serían tan accesibles.

Sé que conoces de sobra LinkedIn, por lo que no es necesario que te explique cómo funciona. Por todos es sabido que es una plataforma con infinitas posibilidades, tanto si tienes un perfil personal como profesional o de empresa, pero que no siempre se utiliza correctamente.

Lo que debes saber al redactar tu presentación o extracto de LinkedIn

Escribir una presentación personal o de empresa en LinkedIn no es complicado.

Tiene similitudes con ese momento en el que, si tienes tu propio negocio, blog o página web, escribes la temida sección “sobre nosotros(sobre mí o acerca de…).

Por eso no puedes empezar a escribir el extracto diciendo:

Soy una persona multidisciplinar, proactiva, puntual y responsable. Tengo capacidad de visión global en la resolución de situaciones delicadas y gran sentido de la responsabilidad.

Efectivamente, se puede hacer mejor.

Lo que me lleva a decir que no es de extrañar que a Julien Chorier le hubiesen contratado para un puesto fijo escribiendo blablabla en su carta de presentación.

Así que toca mirarse en un espejo, analizarse y ser sinceros. Pero sobre todo toca atreverse a destacar del resto si queremos dejar huella en la persona que nos lee.

Y para que nos lea tienes que escucharle primero y hablar después.

1.# Evita el “érase una vez…”

Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Sí, a lo largo de estos años has hecho un montón de cosas: tocas el arpa, buceas, has trabajado varios meses de voluntario en un rincón remoto de este mundo, además tienes dos másters y una licenciatura más un año de Erasmus en Finlandia.

¡Ah! Y hablas 3 idiomas, manejas las redes sociales como nadie, sabes de SEO, has estudiado un poco de diseño gráfico, juegas al fútbol, fuiste el primero de tu promoción en el colegio, eres tremendamente proactivo y te encanta trabajar en equipo.

Todo es importante y todo te hace ser quien eres… pero… ¿podrías ponerlo en un sólo párrafo? ¿O quizás podrías contar lo que crees que es más relevante para la persona que te lee?

Nadie se lee currículums eternos que comienzan a relatar tu vida desde el momento de tu nacimiento, ni presentaciones pedantes llenas de abstractos datos y e innumerables adjetivos.

Estudios demuestran que un “head hunter” de recursos humanos emplea 6 segundos para tener una primera impresión sobre un candidato.

Haz que esos 6 segundos valgan la pena.

¿Cómo?

Prioriza la información que ofreces, empezando por lo más importante hasta lo secundario; incluso habrá información que tendrás que dejar fuera porque en este momento está anticuada o no es relevante para el sector hacia el que te orientas.

No aburras a tu lector.

Sé directo, breve y vete al grano.

2.# Sé más claro que el agua

Piensa que aquel que visita tu perfil en LinkedIn es muy probable que no te conozca y puede que incluso desconozca mucha de la terminología propia del sector en el que estás o has trabajado.

Muchas personas quieren demostrar que son expertos en su campo y abusan del inglés, de tecnicismos y palabras rebuscadas que complican la lectura.

copywriting-extracto-linkedin-maider-tomasena

En tu presentación, cuenta las cosas que has hecho con claridad, como si se las contaras a un amigo, pero sin perder de vista ese punto profesional.

Es decir, es importante ser cercano, pero sin ser coloquial; hecho que puede ser percibido como una falta de respeto.

Recuerda: no le marees con fechas, siglas, tecnicismos o palabras de dudoso significado.

Si no sabe de qué le estás hablando perderás toda su atención y descartará tu perfil.

3.# Investiga como si fueras uno más de la tribu

Dime… ¿qué puesto ansías?, ¿dónde quieres llegar?

Investiga el sector en el que quieres trabajar o establecerte. Conoce cómo funciona, cómo se comunican, qué palabras clave no pueden faltar en tu presentación.

En todos los sectores hay palabras imprescindibles, y también palabras que se ponen de moda.

Por ejemplo, te diría que en el sector del emprendimiento hay palabras y expresiones como: foco, objetivo, ingresos, cliente ideal, ventas, crecimiento, metas, oportunidades, orientado a resultados… que “están en boca de todos”.

Utiliza esas palabras claves que demuestran que sabes de qué va el sector, que conoces “lo que se cuece” y que te posicionarán por delante, y de manera destacada, con respecto a tu competencia.

4.# Confía en el enorme poder de los verbos

Tu formación y trayectoria son importantes. Sin embargo, ¿sabes qué es lo que más interesa a una persona que aterriza en tu perfil de LinkedIn? Conocer qué es lo que puedes hacer por él o por su empresa.

Imagínate que has estado tres años trabajando en una marca textil internacional como escaparatista, pero que además te has encargado de la compra de todo el mobiliario de las nuevas tiendas que has ido abriendo.

¿Podrías dar detalles sobre lo que has conseguido con tu trabajo? ¿Serías capaz de contar qué parte de tu trabajo ayudó en su momento a alcanzar los resultados que la empresa buscaba?

Esto es como cuando en una página principal una empresa escribe en grande:

  • Somos la mejor agencia, tenemos la mejor herramienta, vendemos los mejores embutidos de España…

¿Quién asegura que eso es verdad? Tendrás que demostrar el valor de lo que vendes a través de datos, hechos, testimonios o algún ejemplo.

El personal de recursos humanos necesita una prueba, quiere conocer tus logros. Tus resultados. Qué puedes hacer por ellos gracias a lo que ya has hecho antes.

Para hablar de ello te recomiendo que utilices “verbos”. Ya lo hemos hablado en otros posts, pero los verbos son acción, son resultados y objetivos alcanzados; y eso es lo que quiere conocer tu lector.

5.# Conócete mejor que nadie y sé honesto

Nunca podrás escribir una buena presentación sobre ti, ni en LinkedIn ni en ningún sitio, si no te conoces bien, si no eres capaz de analizarte, de saber cuáles son tus virtudes, tus puntos fuertes y también tus debilidades, aquello que no se te da bien o que podrías mejorar.

Debes mostrar tus fortalezas de una manera honesta y real. No inventes nada y utiliza palabras con fuerza para describir tu historia. Cuenta lo que haces y qué es aquello que te hace único.

Y por último, cuida tu ortografía, tu gramática y sintaxis. Nadie contrata a alguien que no sabe escribir bien.

Y tú, ¿has trabajado tu perfil de LinkedIn?

Me encantaría saber si para ti esta red social es útil para conectar con otros profesionales, si has conseguido captar clientes o si simplemente la utilizas para compartir tus contenidos.

Te espero en los comentarios. Gracias por leer, reflexionar, comentar y compartir cada semana.