¿Tus textos no consiguen transmitir el enorme valor de tus productos o servicios?

Descarga ahora gratis mis recursos de copywriting

Aprende a escribir para vender en el primer blog de Copywriting en español

¿Sabes realmente para quién escribes en tu web? Cómo definir un cliente ideal

cliente-idealEn tu cabeza tienes claro el tipo de cliente que quieres que compre en tu negocio.

No obstante, cuando llega la hora de la verdad tanto en tu web, como en tu blog, utilizas un lenguaje que hace pensar que estás escribiendo a una multitud.

Lo dejé claro cuando hablé sobre el efecto que causa tu canción favorita en ti.

Parece que ya se te olvidó porque he visto que sigues luciendo un mensaje:

  • Poco específico.
  • Aburrido.
  • No muy seductor.

Realmente lo piensas y este apartado es muy similar a esos años mozos en los que salíamos y buscábamos captar la atención de otra persona.

¿Cuáles eran nuestras tácticas para convertirnos en el centro de esa mirada?

Te halagaban, te hacían sentir especial y sobre todo sentías que alguien te escuchaba.

La táctica era la misma para todos y no lo hacías con diez personas a la vez. Lo hacías con una (quizás algunas personas sí lo hacían con varias).

Tenías que espabilar si querías que esa persona se acercara a ti porque le habías llamada la atención y comenzaba a interesarse.

Hacerse el duro con tu web ya no funciona

La clave para seducir a otra persona es hacerle sentir bien.

Hacerse los duros en el arte de la seducción ya no funciona. En una web tampoco.

Por eso hemos sustituido el vosotros por el tú.

Si quieres conectar con tu cliente ideal tienes que entrar en conexión con sus emociones. Tienes que hacerle sentir especial a él, no a una multitud de personas. Te tienes que mojar porque él no vendrá a verte así como así.

Necesitas ganarte su interés, crearle una sensación de urgencia y guiarle con una llamada a la acción.

Tu web no es para hablar de ti, es para hablar con él y dejarle con una sensación de… ¿Te estás quedando conmigo?

>>> Revisa tu web, ¿cuántas veces has utilizados la palabra “nosotros”? Es hora de cambiar.

¿Por qué deberías escribir para un tipo de cliente ideal?

Todavía hay gente que se pregunta por qué demonios tenemos que escribir a una persona y no a varias.

Claro que lo que estás deseando es vender a varios, incluso a muchos. Personas anónimas que no pueden tener la sensación cuando leen tu web de que estás dando un discurso.

A todos nos gusta tener la sensación de que nos hablan a nosotros en particular con un lenguaje personal y directo.

En el momento en el que describas quién es ese cliente ideal el copywriting de tu web tendrá otro ritmo, otra estrategia y se transformará en una pieza más persuasiva.

Teniendo este ejercicio hecho podrás:

  • Definir cuál es el lenguaje más apropiado para todos los textos de tu web.
  • Tener mayor facilidad a la hora de seleccionar las palabras claves para tu web. Sabrás perfectamente cuáles son las palabras claves que usa tu cliente ideal para referirse a tu producto o servicio o a solucionar los problemas que tiene.
  • Tus llamadas a la acción serán más claras. Sabes lo que le preocupa y lo que le motiva.
  • No tendrás tantos momentos de bloqueo y falta de inspiración a la hora de escribir en tu blog.

Ojo, tu cliente ideal no es tu mercado objetivo.

Forma parte de ese grupo pero como en todos los negocios, siempre hay un tipo de cliente que nos gusta más. Un cliente con el que nos sentimos en sintonía desde el primer momento.

Qué necesitas saber sobre él

Es mucho más fácil escribir este post por ejemplo mientras pienso en el tipo de persona que quiero atraer. Esa persona se convierte en un amigo imaginario que conozco a la perfección y tengo muy claro de qué forma tengo que hablarle.

En mi cabeza es así…

Me lo imagino leyendo y asintiendo con la cabeza porque está de acuerdo con lo que he dicho y está viendo cómo puede implementarlo en su web. Soy consciente de cuáles son sus preguntas y tengo las respuestas porque en su día hice un análisis completo de cómo era él.

  • ¿Quién? –> ¿Es un hombre o una mujer? ¿Edad? ¿Ingresos? ¿Educación? ¿Tiene hijos?
  • ¿Qué? –> ¿Qué le gustaría tener? ¿Qué le preocupa? ¿Cuáles son sus webs favoritas? ¿Qué está leyendo? ¿Qué redes sociales utiliza? ¿Qué es para él importante en la vida? ¿Qué le hace tomar ciertas decisiones?
  • ¿Por qué? –> ¿Qué tipo de marketing funciona con este cliente? ¿Por qué este tipo de cliente compra de tu competencia?
  • ¿Dónde? –> ¿A qué tipo de eventos va? ¿Dónde encuentra a tu competencia? ¿Dónde revisa información sobre el tipo de productos o servicios que ofreces?

Respondiendo a estas preguntas y muchas más, hice la radiografía del tipo de persona que quería atraer.

Cada vez que escribo me lo imagino y me es más fácil escribir: Desde una descripción de producto a un “sobre nosotros” centrado en él.

Si en tu caso, estás intentando vender a dos tipos diferentes de clientes tendrás que realizar el mismo trabajo para identificar al detalle cada grupo. No los mezcles.

Si los mezclas y no eres capaz de dirigirte a tus clientes de manera específica volverás otra vez a tus inicios.

¿Tienes la radiografía de tu cliente ideal confeccionada?