planificar-contenido-copywriting¿Tú también lo dejas todo para el último momento?

En el instituto tuve un profesor de Lengua y literatura, Pablo, que solía decirnos que lo ideal el día de antes de un examen era no tocar un libro. Nos recomendaba dedicar ese día a otras cosas para así llegar más relajados y con la mente más fresca al examen.

Debo reconocer que nunca llevé a la práctica sus consejos, era de las que solía dejarlo todo para última hora.

Incluso ahora, con la web, confieso que muchas veces también he dejado la tarea de preparar el contenido para los últimos momentos.

Y, si he de ser sincera, no me siento especialmente orgullosa de ello. Los quebraderos de cabeza que me daba y la presión que sentía al trabajar con tan poco margen de tiempo hacía que no mereciese la pena y que no disfrutase tanto del proceso.

Cuando más cómoda me he sentido y me siento es cuando he decidido ocuparme de los contenidos con más antelación.

Cada persona es un mundo y puede que tú trabajes bien organizándote días antes. Si te resulta eficaz para crear buen contenido y puedes mantener ese sistema a largo plazo estupendo. Al fin y al cabo se trata de que encuentres el sistema de trabajo que mejor se adapte a ti y te mantenga motivado.

Pero si escribir tus posts sobre la marcha se convierte en una experiencia frustrante y caótica, tal vez deberías replantearte la idea de tener un plan de contenidos para tu web.

Aún estás a tiempo.

Crea un calendario editorial y elimina los “¿qué publico la próxima semana?”

calendario-copywritingDefinir un calendario editorial no solo te va a ayudar a liberarte de esa tensión de tener que generar y desarrollar con urgencia una idea nueva, sino que además te va a permitir visualizar con mayor perspectiva la trayectoria que sigue tu proyecto.

Podrás anticiparte más fácilmente a las necesidades o imprevistos que puedan ir surgiendo y definir con más claridad los temas que quieras tratar.

Lo primero que debes tener claro a la hora de definir tu calendario editorial es el objetivo principal de tu web, para qué publicas contenido de forma regular.

  • ¿Quieres posicionarte como un experto en tu sector?
  • ¿Pretendes ofrecer información de valor para un público muy concreto?

Tener esto claro te ayudará a enfocarte en esa dirección a la hora de escribir y a no desperdiciar tu tiempo y tu energía en algo que pueda no ser tan relevante ni para ti ni para tu público objetivo.

A partir de ahí, piensa qué tipo de contenido puede ayudarte a conseguir ese objetivo.

Por ejemplo:

  • Estudios de caso que muestren tu experiencia con clientes o potenciales clientes.
  • Consejos sobre cómo optimizar un sistema de trabajo.
  • Dar soluciones a problemas concretos que tiene tu audiencia (mi favorito).
  • Compartir temas interesantes, útiles, entretenidos o inspiradores.
  • Realizar entrevistas con personas relevantes de tu sector.

Una vez decidas a qué temáticas quieres dar más importancia define la periodicidad con la que deseas publicar ese contenido.

Tanto para una cosa como para la otra, presta atención a la respuesta de tus lectores para poder hacerte una idea de qué tipo de mensajes son los que tienen mayor impacto o les generan más interés.

Hay varias herramientas que están genial y que harán más sencilla la tarea de organizarte, como CoSchedule, Trello o Google Drive. 

Sí, si todo esto está muy bien, pero es que yo soy más de improvisar

Esto de planificar parece que no nos viene de serie y por lo general somos muy dados a buscar excusas para no tener que hacerlo.

Vamos a echar un vistazo a algunas de las objeciones más frecuentes cuando hablamos de organizarnos a medio y largo plazo.

1. Prefiero escribir cuando me viene la inspiración

El problema es que a veces puede venir a las 3 de la madrugada, o en mitad de una reunión, o mientras paseas con tu pareja. Vamos, que no eres tú quien decide cuándo sucede. Y a veces, cuando ocurre, no hay tiempo ni lugar para darle rienda suelta.

En otras ocasiones sí llega en un buen momento y sería absurdo no aprovecharlo.

Pero por lo general no es una buena idea dejar la creación de los contenidos a merced de nuestros arrebatos divinos, especialmente si contamos con un pequeño margen de maniobra.

Esto no quiere decir que en un momento determinado no puedas priorizar aquello que se te acaba de ocurrir o modificar el rumbo. Precisamente si cuentas con un plan b podrás contar con más espacio para la improvisación sin la presión de que sea esta la que deba sacar las castañas del fuego.

2. Si planifico un post a tanto tiempo tal vez para entonces ya no tenga sentido

“Puede que dentro de un mes ya no esté de moda o no tenga sentido publicar lo que había pensado para entonces.”

Efectivamente. Nunca podremos anticiparnos a las circunstancias que reinarán en un determinado periodo de tiempo.

Sin embargo, el hecho de planificar el contenido de tu página web te permitirá ser flexible cuando sea necesario.

Pueden ocurrir dos cosas:

  • que tengas que incorporar algunos detalles o que tengas que modificar algunas partes de la idea general de ese contenido para adaptarlo al nuevo contexto.
  • que esa idea ya no tenga cabida.

En este último caso, puedes crear una carpeta de “temas reserva”, por ejemplo, a la que puedas recurrir si ya no fuese apropiado publicar el contenido que habías pensado.

De lo que se trata es de que cuentes con distintas herramientas que te permitan anticiparte a posibles contratiempos que pudieran surgir para que no te pillen en bragas.

3. Un contenido recién creado siempre va a ser más fresco

Dependerá de nosotros que nuestro texto sea fresco o no. La espontaneidad en un texto es algo que se puede trabajar, independientemente de que se trate de un texto recién salido del horno o no.

Pero al margen de esto, publicar un contenido al poco tiempo de haberlo redactado puede ser contraproducente. Por varios motivos:

  • Después de varias horas de escritura tu vista estará cansada y te será más difícil detectar incongruencias en el texto o faltas de ortografía.
  • Puede que te hayas precipitado a la hora de hacer determinados comentarios que hubieses preferido eludir de haber podido repasar el texto con más calma.

A veces viene bien dejar que el contenido repose durante unos días. Es algo que yo hago con frecuencia con los servicios de copywriting para clientes.

Cuando revisas un texto al cabo de un tiempo ves cosas que no has podido ver antes porque estabas cansado, porque llevabas dos horas escribiendo o porque contabas con la presión extra de que el artículo tenía que estar listo para mañana.

Por otra parte, cuando sabes sobre qué quieres escribir y lo abordas con tiempo te será más fácil investigar y encontrar mejores ideas a desarrollar.

Es hora de dejar las excusas y empezar a planificar tu contenido

Define tu estrategia de contenido para las próximas semanas, para los próximos meses o para todo el año. Abre el cuaderno o crea un excel y escribe una batería de títulos para los próximos contenidos.

Olvídate de una vez por todas de comerte la cabeza o de sentir ansiedad cada vez que te enfrentas a una página en blanco.

¿Cuál es la técnica que empleas tú para esos momentos de bloqueo?

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a esta grandiosa comunidad y recibe gratis consejos semanales sobre copywriting y marketing de contenidos directamente en tu bandeja de entrada. De regalo mis 15 secretos de copywriting para fascinar al cliente de tus sueños

49 personas han opinado...

Comentarios

  1. Hola Maider.
    Tienes mucha razón en lo que comentas. Yo noté una gran diferencia entre los contenidos que publicaba un poco por inspiración momentánea y la planificación de los contenidos de mi blog. A parte por supuesto de no estar delante del folio, o de la pantalla del ordenador en este caso, pensando ¿qué escribo? con la ansiedad que esto genera, puedes establecer una cronología de los contenidos que este caso quieres ofrecer a tus lectores.
    Por ejemplo en mi caso que hablo de literatura, técnicas y recursos, trato de seguir un orden natural para la creación de una novela. Si hoy hablo de planificación, no me voy mañana a “Cómo hacer un final de impacto” por poner un caso.
    Esto en otros momentos hubiera sido impensable para mí.
    En cuanto a las herramientas de las que hablas, yo sigo utilizando el papel, que me parece mucho más gráfico pero también he usado y de cuando en cuando vuelvo con Trello, me parece una muy buena herramienta de trabajo la verdad.
    Gracias por tus contenidos Maider.
    Un saludo.

    • Gracias por tu comentario, José Carlos. El ejemplo que pones es genial y sirve para ilustrar todo lo que estamos hablando. Me alegra saber que tú también notas la diferencia cuando planificas y cuando no. Tener todo en papel también es importante. En mi caso, llevo las “famosas listas de comprobación” a rajatabla y es genial. Un abrazo.

  2. Hola Maïder, qué razón tienes!
    ¿sabes dónde me viene a mi la inspiración últimamente?,

    sobre las diez u once de la noche, cuando he metido a mis dos niñas en la cama y todavía no soy capaz de parar la cabeza….y ahí viene la puñetera, con una nueva idea de post, con una nueva idea de copy para la página no-sé-qué…

    Y al principio me iba corriendo a buscar un boli y papel con lo que mis niñas se despertaban y al venir el jaleo, se me iban las ideas…..

    y me di cuenta de que el móvil siempre lo tengo a mano (lo uso de despertador) y … ¡tiene una grabadora de voz!….bieeeen……PUES AHÍ es donde me apunto las ideas.

    La pongo “on” y hablo en bajito sobre la idea que tengo en la cabeza en ese momento. Y me va bien!!, así no me pierdo ni una sola!!

    • Y tan puñetera, jajaja. Qué bueno Mariajesús, no lo podías describir mejor. Tengo un montón de notas en el móvil también, todavía no he llegado a las grabaciones (pero me has dado ideas). Gracias por compartir esta técnica, me encanta. Un abrazo.

  3. Hola Maïder!

    Una vez más, un gran post. En este caso, tengo que decir que una de las cosas que mejor organizo son los contenidos de mi blog, tengo mi calendario a tres meses vista y trato de adelantarlo bastante, ya que a la larga eso me ahorra bastante tiempo.

    Las propuestas de temas siempre son bienvenidas, escribir una vez a la semana requiere muchos, muchos temas distintos…

    Muchas gracias por compartir tus conocimientos con nosotros.

    Un saludo,

    Natalia

    • Te envidio y mucho, Natalia. Tres meses es respirar a pleno pulmón y descansar. Algún día espero estar manejando los mismos tiempos que tú. Gracias por compartirlo con nosotros. Un abrazo.

  4. Bufff! que duros son esos momentos en los que no sale ni una frase bien estructurada.

    Es verdad que un calendario editorial ayuda muchísimo a evitar los bloqueos creativos porque te obliga cada semana a hacer las tareas para escribir las entradas.

    Pero cuando te bloqueas, como a mi me pasa a menudo, es horrible!

    Hace un tiempo escribi una entrada sobre ello. Si me permites te dejo aquí el enlace:

    http://ebookhermanos.com/bloqueo-creativo-del-escritor/

    Esta enfocada a escritores pero también funciona para bloggers.

    A mi lo que mejor me funciona es desconectar con otras tareas y buscar nuevas ideas sobre el tema leyendo a otras personas. Generalmente esto te ofrece un punto de vista que no habías pensado y puedes completar con lo que tu conoces sobre el tema..

    Un abrazo
    Peio

    • Gracias por el artículo, Peio. Es muy completo y espero que todos puedan verlo.
      Yo soy de las que muchas veces peca de exceso de ideas. Empiezo con una temática, salto luego a otra hasta veo que el tiempo se me echa encima y me pongo nerviosa. Lo mejor es realizar una tarea totalmente distinta: salir, hacer deporte, pasear, fregar los platos o incluso hacer una nueva receta en la cocina. Un abrazo.

  5. No hay duda Maïder, un calendario editorial es lo mejor que se puede hacer para gestionar el contenido del blog, yo lo hago con Trello y con Google Drive, ahora sobre todo casi todo en Trello directamente.

    Respecto a la inspiración es cierto, a mi me viene mucho a la noche en cama, en la ducha y en el metro jeje pero ahí lo mejor es coger y apuntar lo que se viene y luego darle un formato y colocarlo como futuros posts.

    El calendario editorial es la base pero se puede ir modificando y actualizando en el tiempo.

    Pero sin él, te puedes llegar a frustrar y agobiar jeje yo también soy era de dejar todo para el último momento, estoy intentando cambiar ese defectillo jejeje

    Un abrazo!!

    • A veces nos cuesta, pero terminaremos cambiando ese vicio que tenemos por dejar todo para el último momento. Ya lo verás. La verdad es que un calendario editorial te cambia la vida cuando tienes un blog y hay que aprovecharlo mejor. Gracias por tu comentario, Alejandro. Un abrazo.

  6. Cuanta razón! Yo me voy apuntando las ideas que se me ocurren en el movil, en evernote. Lo malo es que casi siempre se me ocurren en la ducha y ahí es un poco difícil apuntarlas…
    Pero la planificación con un calendario a bastantes semanas vista, me parece algo básico para el contenido de un buen blog.
    Un besín!

  7. Hola, Maïder!

    Yo, como soy más de vídeos, lo que hago desde que empezó este año es dejarme una mañana libre para grabar de 5 a 7 vídeos, y así ya tengo para 7 semanas de publicación. Los temas los saco de un excel en el que voy anotando todas las ideas de post que se me van ocurriendo (tengo una lista de unas 60 ya), y unos días antes de la grabación escribo los guiones poco a poco. Esto me ahorra tener que estar pensando todas las semanas en el tema del vídeo, en el guion, en la grabación y en la edición. A ver si a alguien que también tire por el vídeo le puede servir esta manera de hacerlo.

    Gracias, como siempre, por tu artículo!

    Irene

    • Eso es lo mejor que puedes hacer, así te quitas en una mañana mucho trabajo. Veo a muchas personas que crean contenido en vídeo que lo hacen de la misma forma e incluso subcontratan luego la parte de edición. Me parece fenomenal, ahorráis tiempo y quebraderos de cabeza. Gracias por compartirlo con nosotros, Irene. Tus vídeos son geniales, ¡enhorabuena! Un abrazo.

  8. ¡Muy buen post!

    Para mi blog aún no he conseguido hacerme un plan de verdad, de hecho llevo bastante tiempo sin escribir. Pero para los clientes a los que les redacto contenidos (trabajo por cuenta ajena en una agencia de marketing) sí que hago una planificación a 3 meses vista y trato de dejar los posts escritos con un mes de antelación.

    Lo que suelo hacer es como una lluvia de ideas en un excel, basándome en lo que ofrece la empresa y lo que interesa contar, y en otro excel calendarizo los contenidos para que sigan una distribución más o menos uniforme.

    Mi intención es hacer eso conmigo misma, pero tengo que hacerlo en ratos libres y muchas veces tenemos esto de “en casa del herrero, cuchillo de palo”.

    Un abrazo!

    • Gracias por todo lo que compartes, Idoia. Estoy segura de que servirá a muchos lectores lo que cuentas. Ahora solamente te toca hacerlo con tu página. Mucho ánimo, sé que no es fácil teniendo otro trabajo. Un abrazo.

  9. Ante la página en blanco, yo me dedico a cortarme las venas, enfadarme con el tema, descubrir los pocos recursos lingüísticos que tengo, recriminarme por todo lo que se me ocurre, cabrearme por lo lenta que voy, querer huir… En definitiva, vivir debajo de una nube negra,

    Luego, cuando termino (horas y horas), lo leo y me parece mentira que no esté tan mal. Y a la próxima, de nuevo comienza el bucle.

    • Pilar, no sé si reír o llorar con tu comentario. Me ha hecho gracia y por otro lado me ha dado rabia ver que luego el bucle continua. Espero que con un calendario y sacando una batería de títulos puedas dar carpetazo a ese círculo vicioso. En este post hablé sobre cómo puedes crear una estructura para luego escribir más rápido cada artículo. Creo que te puede servir (o al menos, eso espero). Un abrazo y mucho ánimo.

  10. La verdad que reconozco que antes llevaba una libreta donde iba anotando ideas, ahora he perdido el buen hábito y lo llevó en la cabeza, con la consecuencia de que no se es tan eficaz con las fechas que uno se propone, así que tocará volver a retomar estos consejos que das :) gracias. Un abrazo

  11. Cuánta razón! La planificación es la clave, yo me he propuesto organizarme a principios de cada mes y escribir los post de las siguientes 4 semanas para poder tener tiempo para dedicarme a la estrategia de mi empresa y a todo el trabajo que tenemos. Me doy cuenta de la angustia con la que empiezo la semana si no tengo post! Ah! Y también tengo un excel por semanas y intento no tratar temas de la misma categoria dentro del mismo mes. Como soy muy visual, me ayuda mucho el excel para ver qué trabajaré cada semana.
    Enhorabuena por tu blog!
    Un abrazo

  12. Genial post, Maïder!

    Es súper importante tener un calendario editorial (y te lo digo yo que no soy el ejemplo más apropiado y lo estoy estructurando justo esta semana [emoticono del monito con los ojos tapados]), pero más todavía que ese calendario vaya unido a unos objetivos que quieras conseguir con esa planificación.

    De cara a publicar contenidos no tan frescos debido a la planificación, si hay un tema candente del que quieres escribir, siempre puedes saltarte la planificación y meter ese post que has escrito el día de antes. O retrasas todo una semana, o ese post que tocaba te lo guardas en la carpeta de reserva como tú dices.

    Un abrazo,
    Ana

    • Gracias por abordar el tema de los objetivos porque yo ni lo había mencionado. Es importante unir esa planificación a las metas que tienes ese mes y en función de eso cambiar lo que necesites. Un abrazo, Ana.

  13. Hola Maïder,

    No se si tu post me aporta reflexión o reacción, aún lo estoy analizando.

    Las ideas o tácticas que propones son las que leemos de forma más o menos periódica en determinados blogs. Me consta que son un clásico en el combate a la procrastinación en el Blog de Beto Pena al cual sigo desde hace años.

    No digo que no sean buenos post o efectivos, supongo que dependerá de la persona que lo lee y del % de implicación en el tema tratado.

    Yo he fracasado con “calendarios de contenidos”, con “publicaciones esporádicas”, con “publicaciones estabuladas”, y con todas las que se te ocurran.

    Creo que he pasado de Iron Bloguer a “no escribir” en apenas un mes y sin haberme dado ni cuenta, y eso pesa.

    MI media mensual desde 2011 rondaba los 20/25 artículos (o post) y este mes de febrero he roto todas las gráfica “negativas” con 5 post ¡un desastre!

    ¿Alguna idea que me permita salir de este agujero negro en el que no tiene nada que ver la inspiración ¿será desmotivación?

    Saludos y gracias por tu post!

    • Sea lo que sea, si te ha aportado algo me alegraré por ello.

      Sobre lo que dices, efectivamente es un tema que sigue estando de moda porque todos los que tenemos un blog sufrimos los mismos dolores (por decirlo de alguna forma). Si en febrero has publicado 5 artículos significa que semanalmente has sacado un artículo o más de uno, ¿no? Eso está bien. Si estás en un momento de estancamiento te recomendaría lanzar una encuesta y analizar qué está ocurriendo. Es importante saber qué opinan todas esas personas que te leen y conocer lo que están buscando en un blog como el tuyo. Esa parte inicial te ayudaría a reconectar con los contenidos que escribes. Por otro lado, necesitarás un calendario y escribir esos artículos en momentos en los que realmente te sientes bien. Si lo ves ya como una obligación y estás desmotivado esa sensación la notaremos todos al leerte. Espero que esto te ayude. Un abrazo, Luis.

  14. La verdad, confieso no haber tenido nunca ese miedo a la página en blanco. A lo mejor es que tengo más rollo que Scottex. Pero me ha encantado el artículo. Creo que la base de que un blog vaya bien es, precisamente, esa planificación de contenidos.

  15. Mil gracias por este post, la verdad que trabajar con un calendario de actividades nos permite tener menos carga a la hora de escribir.

    Yo estoy haciendo mi calendario y tengo temas para reproducir todo este trimestre.

  16. Hola Maider,

    Yo lo que hago es planear la temática general mes a mes, por ejemplo ahora en febrero estoy más dedicada a hablar del desamor, pero por lo general no concreto todos los títulos del tirón.

    Me gusta tener algún artículo también en la recámara por si hay bloqueos alguna semana al escribirlo, pero teniendo la temática como guía base, me ayuda a organizarme.

    No es exactamente un calendario editorial, pero por el momento me funciona.
    Un saludo

    • Es una buena idea y me gusta lo de los artículos en la recámara (nunca sabes en qué momentos puedes necesitarlos). Gracias por compartirlo con nosotros, Ana. Un abrazo.

  17. Hola Maider que tal?

    Ando siendo adicta a tu página… por suerte la encontré : )

    Excelente post… a mi me viene la inspiración siempre cuando manejo… hablando sola y ahí se me hace medio difícil anotarlo en alguna parte. Lo que más uso es Evernote.

    Y ahora para organizarme mejor me cree una cuenta en Trello, veremos como me va.. .

    Gracias por tus consejos siempre.

    Un saludo desde Paraguay

  18. Creo, Maider, que este es un tema que a todos los bloggers nos trae de cabeza.

    Muy buenos consejos los que das en el artículo. Yo, por lo pronto, empleo herramientas como Kan Ban Flow para ir recogiendo todas las ideas de artículos que me vienen en mente.

    Evernote para “capturar” enlaces a artículos que puedan servirme de inspiración para tratar determinados temas.

    Y un excel para gestionar mi calendario editorial al que todavía no me termino de habituar.

    Aun con todo esto siempre se me cuela algún artículo improvisado provocado por esas dósis espontáneas de inspiración que de vez en cuando llegan.

    ¡Un abrazo Maider!

    • Qué bueno que menciones Kan Ban Flow, hace poco un cliente me habló de ello y me hizo una comparativa con Trello. Tiene muy buena pinta. Gracias por compartir tus trucos con nosotros, Oliver. Un abrazo fuerte.

  19. Buenos días, apreciada Maider.

    Apenas estos días he tenido el gusto de conocerla y me ha agradado mucho su forma de comunicarse.

    Siento que este post me da un impulso para, definitivamente, ser concreto y elaborar un Calendario para elaborar mis documentos.

    Le agradezco sus enseñanzas y su amabilidad.

    Felicidades!

    Hernán

    Bogotá-Colombia

  20. Y la cantidad de exámenes que hemos aprobado todos estudiando el último día? Eso solo lo sabemos nosotros! jajaja.

    Pero tienes toda la razón con el artículo Maïder. Desde que empecé a planificar mis contenidos disfruto mucho más de la redacción. Antes llegaba la semana y decía: y ahora qué escribo? Desde que lo tengo planificado solo tengo que mirar qué toca y ponerme con ello.

    Una cosa que también me ayuda mucho a lidiar con el folio en blanco son los mapas mentales. Me hago un guión del post y luego solo tengo que ir rellenándolo al día siguiente, así no me da pereza tener que pensar jejejeje.

    Un saludo! Genial post :)

    • Ya te digo, Borja. Te aseguro que yo he sacado más de uno dejando todo para el final. Sobre todo los de contabilidad. Me alegra que abordes los mapas mentales. Yo nunca los utilizo pero sé que sois muchos los que los trabajáis. Un abrazo y gracias.

  21. Tremenda entrada!

    Me gusta escribir con días de antelación, porque he vivido la presión de la página en blanco y es horrible.

    Las ideas me las apunto en una libreta que tengo conmigo siempre. Y a la musa del artículo la invito a terminar su visita, sentándome dos horas a la semana a escribir lo que se me ocurre del tema. Solo escribo lo que se me ocurre.

    Luego escojo un tema, lo edito una primera vez, al día siguiente otra vez y lo dejo listo al tercer día. Le pongo fecha de lanzamiento y escojo otra idea para repetir el proceso.

    Pura enseñanza de Seth Godin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *