¿Tus textos no consiguen transmitir el enorme valor de tus productos o servicios?

Apúntate ahora gratis a mi taller de copywriting

¿Tus textos no consiguen transmitir el enorme valor de tus productos o servicios?

Apúntate ahora gratis a mi taller online de copywriting

Cómo vender cuando no te gusta vender

Ahora que nadie nos escucha, dime, ¿te gusta vender?

Apuesto a que no.Cómo vender cuando no te gusta vender

De hecho, voy a doblar mi apuesta y me arriesgo a afirmar que te sientes identificado con alguna de estas frases:

  • «No quiero parecer un vendehúmos».
  • «Soy mal comercial».
  • «La venta agresiva no va conmigo».

No te culpo. Además, para ser justos, voy a sincerarme contigo: a mí también me incomoda la idea de vender.

Porque, al contrario de lo que muchos puedan pensar, ser buena copywriter no me convierte en un as de las ventas directas y agresivas, aunque el objetivo sea el mismo.

La realidad es que el enfoque de ambas habilidades es muy distinto. Y ahí es donde quería yo llegar:

Solo cuando dejes de ver las ventas como un acto de imposición, serás capaz de disfrutar de la escritura persuasiva.

Porque no se trata de obligar a tu lector a realizar una acción, sino de motivar y hacerle descubrir genuinamente que tú tienes algo que necesita y que puede simplificar su vida.

Si quieres saber cómo, sigue leyendo.

Cómo escribir mensajes para tu negocio que conviertan y vendan

Estarás de acuerdo conmigo en que si estás aquí es porque quieres escribir unos textos que llamen la atención de tu cliente ideal, pero no sabes por dónde empezar.

Es normal: necesitas un plan de acción.

Antes de nada, tómate el tiempo necesario y define a conciencia los tres pilares de la escritura persuasiva:

  • En primer lugar, determina cuál es la personalidad de tu marca. Si fuera una persona, ¿cómo sería?, ¿cómo hablaría?, ¿qué es lo que la hace única?
  • En segundo lugar, identifica quién es esa persona a la que debes convencer. Tu cliente no es todo el mundo, sino alguien muy concreto con características y necesidades específicas.
  • Por último, descubre qué tienes en común con tu cliente. Es decir, cuál es el valor del producto o servicio que tú ofreces y que él necesita.

Has de tener muy claro que un texto que vende debe conectar con tus potenciales clientes. De ahí que sea tan importante que trabajes tu personalidad de marca y entiendas cuál es tu misión, tu visión, tus valores y la emoción que quieres transmitir.

Si consigues tocar la fibra más íntima de tu audiencia, lograrás establecer una conexión emocional, y solo así conseguirás que te recuerden y te quieran.

Antes de comprar lo que ofreces, el cliente te tiene que querer.

 

Verás que, cuando tengas estos puntos claros, te resultará más sencillo escribir mensajes que despierten los deseos de tu público y lo dirijan hacia ti.

Los aspectos básicos de la redacción publicitaria

Ya seas emprendedor, aspires a convertirte en copy profesional, tengas una tienda online o formes parte de un equipo de marketing, necesitas alzar tu voz y contarle al mundo que existes, ¿verdad?

Y el segundo paso, después de definir los tres pilares mencionados, es conocer y distinguir los principios, las técnicas y las fórmulas de copywriting.

  • Los principios de persuasión. Por ejemplo, el principio de la escasez, que está detrás de las advertencias de «últimas unidades» y nos hace movernos para no perder eso que tanto queremos. O el principio de la autoridad, que consiste en demostrar que eres un experto en tu sector para ganarte la confianza de tu audiencia. Estoy segura de que conoces a unos cuantos profesionales y empresas que utilizan este tipo de recursos, ¿no es cierto? Y ahora ya sabes por qué lo hacen.
  • Las técnicas de persuasión. Por ejemplo, la de la garantía, que le da al cliente el empujón que necesita para decidirse a comprar sin miedo a equivocarse. O la prueba social, que consiste en compartir opiniones de clientes satisfechos para generar confianza en los lectores y animarlos a tomar la decisión de compra. ¿Ya te haces una idea de la cantidad de recursos que puedes aplicar a tu contenido y así dar motivos para que compren lo que ofreces?
  • Las fórmulas de copywriting. Por ejemplo, la fórmula PAS, que expone el problema del cliente, ahonda en su situación y termina sirviéndole en bandeja la solución que necesita.

Como ves, existen estructuras que te darán cierta ventaja sobre tus clientes y te permitirán crear contenido más llamativo y que convierta.

¿Dónde puedes encontrarlos? En este mismo canal podrás ver todos mis artículos, en los que te explico paso a paso cómo aplicar las técnicas y fórmulas de copy más efectivas a tu contenido.

Dalo por hecho:

Cuando te sumerjas en el universo del copywriting, tendrás muy claro por qué unos mensajes llaman la atención y otros no.

 

El motivo por el cual no consigues resultados: la falta de práctica

¿Te imaginas preparar un plato de comida sin saber cocinar y sin tener los ingredientes a mano?

Está claro que sería muy difícil, por no decir imposible.

Y con la escritura pasa lo mismo: dominar una habilidad requiere práctica.

Porque el copy no es exclusivo de quienes tienen el don de la escritura ni está reservado a los genios creativos. De hecho, yo no considero que pertenezca a ninguno de esos dos grupos.

El arte de escribir para vender consiste en practicar una y otra vez y en desarrollar ciertas cualidades.

 

¿Cuáles?

Aquí te comparto las 3 principales:

  • Sentir curiosidad, para investigar y hacer preguntas que te permitan entrar en la mente de tu cliente y comprenderlo.
  • Tener empatía, porque solo puedes ofrecer un producto o servicio cuando te pones en la piel de la persona que lo necesita.
  • Estar al día en marketing digital, es decir, conocer las novedades en redes sociales, aplicaciones o e-mail marketing para adaptar tus textos a esas técnicas o herramientas.

Una vez que empieces a poner en práctica estas habilidades, notarás que poco a poco encuentras tu estilo de escritura y consigues que te escuche un número cada vez mayor de personas.

Ahora ya lo sabes: si quieres llamar la atención con tus mensajes comerciales y aumentar tu numero de clientes, aunque te no te guste vender, deberás:

  • Tener claros los aspectos principales de tu marca antes de sentarte a escribir.
  • Aplicar las técnicas y fórmulas de copywriting en tu contenido.
  • Y, sobre todo, practicar una y otra vez hasta que obtengas los resultados que estás buscando.

¿Tienes dudas? Déjalas en los comentarios que estaré encantada de ayudarte.

El Kit del Copywriter Freelance