¿Tus textos no consiguen transmitir el enorme valor de tus productos o servicios?

Apúntate ahora gratis a mi taller online de copywriting.

¿Tus textos no consiguen transmitir el enorme valor de tus productos o servicios?

Apúntate ahora gratis a mi taller online de copywriting

¿Por qué es tan importante el correo de bienvenida?

Enhorabuena, has ganado la primera batalla: algunos lectores han entrado en tu página web y han decidido suscribirse a tu newsletter.

No es moco de pavo, es un avance importante para conseguir que estos lectores puedan convertirse en clientes.

La buena noticia es que desde ese momento en que hacen clic al suscribirse tú tienes las riendas de la conversación.

Ahora viene lo complicado: convencerlos de que esa confianza que han depositado en tu marca merece la pena.

Y es que la conversación que establezcas con tus suscriptores a través del e-mail marketing puede ser decisiva para la cuenta de resultados de tu empresa.

De tu estrategia dependerán tanto los datos técnicos (por ejemplo, la tasa de apertura de tus correos) como los emocionales (el nivel de confianza en tus productos o servicios). Y esto último es lo que sí hará que tus suscriptores se conviertan en clientes.

Vamos paso a paso porque para que eso ocurra no puedes empezar hablando de ti, de lo bueno que eres, de por qué destacas sobre la competencia o del valor de tus productos o servicios.

De hecho, una vez que consigues nuevos suscriptores, la primera acción que tienes que llevar a cabo es la siguiente: enviarles un correo de bienvenida.

Sí, puede que ni te imagines lo importante que es ese correo de bienvenida para conseguir conectar con tus potenciales clientes. Y muchos negocios no están sabiendo aprovechar esta oportunidad.

Establece la conversación adecuada con un nuevo suscriptor desde el primer correo

El e-mail de bienvenida es el primer correo que envías a tu cliente. Podría decirse que, tras ver los textos de tu web, es la primera conversación que vas a mantener con esa persona. Y no se trata de alguien al azar: es un lector que ha decidido suscribirse a tu lista, por lo que ha demostrado interés en ti y en lo que haces.

 

Además, está demostrado que este tipo de correos tienen una tasa de apertura superior al de cualquier otro.

Por si fuera poco, con él aumentas su confianza en ti y tu credibilidad. Porque imagínate que una persona que te interesa te pide tu teléfono, pero luego no te llama. ¿No te sentirías decepcionado?

En este caso es lo mismo: estos lectores se han suscrito porque quieren saber más de tu negocio. No puedes dejar pasar esta oportunidad de oro que te están brindando.

Ahora que tienes toda su atención, tienes que aprovechar para sacarle todo el jugo a ese e-mail de bienvenida.

Agradece su voto de confianza

La primera impresión es decisiva para tejer una relación, porque, si no lo haces bien, puede que no tengas más oportunidades.

Y qué mejor manera de dejar un buen sabor de boca que agradeciendo su gesto de confianza dándole algo a cambio.

¿Quieres ejemplos?

  • Un descuento en la primera compra si eres una tienda online.
  • La inscripción en una membresía única de tu comunidad, como un grupo privado de Facebook donde compartas contenidos exclusivos.
  • Una guía descargable relacionada con tu servicio.
  • Una infografía.

Lo importante es que lo que regales esté vinculado directamente con tu marca y que tenga valor para tus posibles clientes.

El diseño de la imagen es de LuciaBE, que regala esta lámina descargable a sus suscriptoras.

Aumenta su interés

Tus lectores están interesados en lo que ofreces, pero no puedes pensar que esa atención va a ser permanente. Es más, en menos tiempo del que imaginas es posible que ni siquiera recuerden la razón por la que se suscribieron a tu lista.

El correo de bienvenida es el momento perfecto para contactar con ellos y conseguir que se sientan parte de tu comunidad.

Por ejemplo, puedes incluir una imagen de tu producto o servicio más popular para que quieran saber más.

Incluye una llamada a la acción

Casi con seguridad, esos nuevos suscriptores no están listos para comprar alguno de tus productos o servicios principales, pero probablemente puedes guiarlos para que realicen alguna de las siguientes acciones y así conseguir que se familiaricen con tu marca:

  • Descargar una guía gratuita.
  • Obtener a un precio casi simbólico un tutorial con contenido de valor.
  • Seguir a tu negocio en las distintas redes sociales.

Conoce mejor a los nuevos clientes

Los suscriptores son el motor de tu negocio, son posibles clientes, así que, cuanto más sepas de ellos, más cerca estarás de que se produzca la venta.

El correo de bienvenida es una buena ocasión para conseguir que esos suscriptores que acaban de aterrizar en tu web te proporcionen información muy valiosa para tu negocio.

Proponerles una pequeña encuesta puede resultar una idea estupenda.

Subrayo lo de pequeña porque tampoco es el momento de pedirles que te dediquen demasiado tiempo, así que pónselo en el formato más fácil que puedas y ve al grano con preguntas estratégicas, por ejemplo:

  • ¿Por qué se han suscrito a tu newsletter?
  • ¿Qué les gusta y qué no de tu página web?
  • ¿Cómo te han conocido?

Son solo ideas, piensa con calma qué pregunta te puede dar más información y ten claro el objetivo por el que la planteas.

Sus respuestas pueden servirte para segmentar las audiencias y etiquetar a las personas con las que puedes tener una conversación diferente y más concreta sobre un aspecto de tu negocio. Para ello, incluye alguna pregunta que sea vital para identificarlas y poder crear contenidos específicos.

Todas las ideas que te aporten servirán para mejorar tus productos o servicios y para orientar tu negocio hacia aquello que buscan tus clientes.

Las 3 + 1 claves de un correo de bienvenida efectivo

Personaliza tus correos

A tus clientes les gusta por encima de todo sentirse especiales. Una acción tan simple como llamarlos por su nombre consigue que se sientan más a gusto y conecten mejor contigo.

Otra acción sencilla pero muy efectiva es darles las gracias por suscribirse. Cuando tratas a tu cliente como a un ser humano consigues que confíe más en ti. Para obtener ese impacto positivo asegúrate de escribir de manera conversacional.

Por último, una estrategia que ha demostrado ser muy efectiva es incluir una nota de bienvenida al inicio del e-mail.

Juega con el asunto de correo

Como en cualquier texto comercial que escribas, el título es fundamental para conseguir enganchar a tu público.

Una opción es buscar un asunto atractivo que llame la atención del lector y te haga destacar en la bandeja de entrada por encima de los demás:

Este es el asunto del correo de bienvenida a la newsletter de Birchbox.

Aunque, por lo general, también es buena idea incluir en el asunto alguna palabra que el lector pueda encontrar con facilidad, como, por ejemplo, bienvenido.

Este es el título del asunto de correo de inscripción a la secuencia de BeHealthy.

Piensa que tus clientes reciben infinidad de e-mails cada día. Y que hoy en día la mayoría de ellos se leen a través del móvil y no en el ordenador. De esta manera, tus lectores podrán encontrar tu correo de bienvenida en cualquier momento y desde cualquier dispositivo.

En este caso, Deborah Martín, de Oye Deb, hace un juego de palabras con el nombre de su marca.

Si conoces a Oye Deb, este título es fiel a su estilo. En su correo de bienvenida comienza dando las gracias por suscribirse, cuenta detalles de su historia personal para generar lazos emocionales con el nuevo suscriptor a través del storytelling y termina dando las claves de acceso a contenidos privados de su página.

También puedes utilizar los subtítulos. Son los grandes olvidados de los correos y pueden ayudarte a reforzar tu mensaje de marca.

 

Aquí tienes un extracto del correo de bienvenida de Vilma Nuñez, que es tal y como es ella: arrollador. Incluye gran cantidad de información y refuerza el sentimiento de pertenencia al suscribirte a su comunidad.

Refuerza la decisión del cliente

Como he comentado al inicio, tus lectores se han suscrito porque tu página web ha conseguido llamar su atención y quieren saber más de tu negocio. Pero es importante que les hagas sentir que han tomado la decisión correcta, que están en el lugar adecuado.

Para ello, debes mostrarle al lector todo lo que va a recibir por estar suscrito a tu comunidad. Tiene que ver con claridad los beneficios que le va a reportar formar parte de tu lista. Lo que tienes que conseguir es que tu cliente piense:

  • ¿Cómo es que no sabía nada de su negocio hasta ahora?
  • ¿Por qué no me había unido antes a su lista?
  • Si hubiera entrado antes, cuántos problemas me habría evitado…

Puedes revisar el ejemplo anterior de Vilma Nuñez para comprobar cómo trabaja este concepto en los primeros párrafos.

Educa a tus suscriptores

Avisa a tus nuevos lectores de la frecuencia con la que recibirán noticias tuyas (por ejemplo, si se trata de una newsletter semanal que llegará un día concreto de la semana) y explícales de qué tratarán tus contenidos.

Si quieres que los siguientes correos sean esperados y abiertos de inmediato, garantiza contenido de valor y no bombardees con correos de venta fuera de lo pactado.

Actuando así, les estarás dando motivos para quedarse.

¿Quieres que analicemos juntos un correo de bienvenida?

Todo el equipo se ha puesto a rebuscar en la bandeja de entrada y me ha gustado especialmente este correo del que te he hablado anteriormente a propósito del asunto: «Bienvenido a la comunidad BeHealthy».

En él se resalta que es el e-mail de inscripción y ha sido fácil localizarlo entre un montón de correos. Esto puede resultar útil cuando quieres volver al material que se regala o al código de descuento. A mí me ha venido fenomenal para poder preparar este ejercicio práctico.

Además, hace hincapié en la idea de comunidad y, al tratarse de buenos propósitos saludables, el formar parte de un grupo resulta de interés.

¿Qué te parece si destripamos el resto del correo? Te adelanto que es un ejemplo de buenas prácticas.

Como ves, además de presentarse y recordar quiénes son, pone en valor los beneficios de estar inscrito a su newsletter.

Ejercicio para trabajar tu propio correo de bienvenida

¿Qué te ha parecido este ejercicio? Ahora puedes hacerlo tú.

Pon en el buscador de tu buzón de correo la palabra bienvenido o inscribirte y analiza los resultados que aparezcan.

Estoy convencida de que saldrán suscripciones que ni recuerdas haber hecho y podrás rescatar varios correos para realizar este entrenamiento. Revísalos punto por punto y valora si aquellos que cumplen un mayor número de requisitos son de las marcas a las que sigues leyendo con emoción.

Ahora revisa el correo que estás enviando a tus nuevos suscriptores. ¿Has detectado ya qué errores estás cometiendo?

Como puedes ver, el correo de bienvenida es un arma secreta que puedes usar en tu favor para conectar con tus potenciales clientes y guiarlos a la acción.